Actualizado 27/08/2018 13:16 CET

Educación asegura que 800 alumnos se verán afectados por obras en centros, aunque no implicará desplazamientos

El consejero de Educación, Rafael van Grieken, en el nuevo IES de Arganzuela
COMUNIDAD DE MADRID

MADRID, 27 Ago. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Educación e Investigación de la Comunidad de Madrid, Rafael van Grieken, ha asegurado este lunes que serán los 800 alumnos los que se verán afectados por las obras en los centros educativos, aunque no implicará que se desplacen a otros centros, sino que se se situarán en otras aulas habilitadas para dar clase de forma temporal hasta la finalización de las obras.

Así lo ha indicado el consejero en un encuentro con periodistas tras la visita al IES Antonio Fraguas 'Forges' en el distrito de Arganzuela, donde ha asegurado que en la región se han creado un total de 28.725 plazas nuevas escolares en centros públicos en lo que va de legislatura por la construcción de nuevos centros y la ampliación de las infraestructuras existentes.

De hecho, ha señalado que el mayor número de plazas escolares se va a implantar en este curso 2018/19 ya que se van a crear 7.750, que suma a las 6.635 plazas del curso 2017/2018 , así como a las 7.325 nuevas plazas del curso 2016/17, y a las 7.015 nuevas plazas del curso 2.015/2016.

En concreto, la Comunidad de Madrid ha llevado a cabo 47 obras que tienen que ver con obra nueva o con ampliaciones, de competencia del Ejecutivo madrileño, de esas 47, 33 obras que suponen escolarización para septiembre del 2018, en 26 de ellas el consejero asegura que van a llegar a tiempo para escolarizar a los niños con las obras que estaban programadas y solo habrá 7 centros que necesitan 'un plan B'.

Ese 'plan b' implica una reorganización de espacios, con la utilización de algunos espacios que en principio no estaban destinados como aulas pero que "temporalmente hasta que la empresa termine la sobras estarán ocupadas por los niños dando clase".

No obstante, Van Grieken ha aseverado que "no va a haber ninguna de esas obras que impliquen el desplazamiento con ruta de los niños o de los jóvenes que acudan a los colegios o institutos".

"Las obras son de la máxima calidad e intentamos llegar de la mejor manera posible a la escolarización, de hecho, llegamos a la escolarización sin que tenga que haber ningún niño desplazado por ruta desde sus centros y menos un centro van a tener la capacidad de tener a esos niños en aulas", ha reiterado.

Así, el consejero ha señalado que sólo va a haber un centro en el que los alumnos no van a empezar las clases en su centro, sino en un edifico anejo con el que han llegado al acuerdo con el Ayuntamiento de Colmenarejo y se hará en un edificio que cede el Consistorio.

También, ha recalcado que el Instituto de Montecarmelo no se ha construido porque llevan "dos años persiguiendo al Ayuntamiento de Madrid" para que les ceda una parcela "en condiciones". La parcela que, según el consejero les cedió el Consistorio fue una de 20.000 metros cuadrados con un desnivel de 15 metros, lo que supondría "unos sobrecostes" y por eso le pidieron "alternativas"

En otro orden de cosas, Van Grieken ha explicado que a la hora de seleccionar una empresa para su contratación prima un 60 por ciento el presupuesto y un 40 por ciento las que tienen que ver con cuánto anticipan que pueden tener acabado el instituto, también características que tienen que ver con la descripción de la medida de seguridad o el tratamiento de residuos.

Esto, a juicio del consejero, ha provocado que las bajas de las empresas se hayan reducido, ya que antes con el anterior pliego se producían unas bajas del 30 ó el 35 por ciento y ahora del 20 por ciento. No obstante ha asegurado que las sanciones a empresas constructoras han aumentado por los retrasos en la entrega de las obras.

IES ANTONIO FRAGUAS 'FORGES'

En el nuevo instituto de Arganzuela, la Consejería ha invertido una cantidad de 3,23 millones de euros y dispone de 16 aulas de ESO con capacidad para 480 alumnos en esta fase, que en la siguiente se ampliará hasta mil alumnos.

Además se han construido dos aulas de informática, un laboratorio, un aula tecnológica, dos aulas polivalentes, un aula de dibujo, cuatro de desdoble, cuatro seminarios, una biblioteca, zona admisnitrativa y pista deportiva. El nuevo centro educativo tiene una superficie construida total de 3.615 metros cuadrados.

"Lleva el nombre de Forges, que fue una referencia del periodismo en este país y qué menor mensaje que darle nombre a un Instituto de la Comunidad de Madrid, que creemos que simboliza la calidad de las infraestructuras educativas", ha sostenido Van Grieken.

Para leer más