Un familia con 5 menores "amenazada en Marruecos" pide ayuda urgente al Samur Social tras pasar dos noches en San Antón

Actualizado 13/09/2019 15:14:54 CET
Foto de la familia que solicita asilo a las puertas de Samur Social
Foto de la familia que solicita asilo a las puertas de Samur Social - CEDIDA

MADRID, 13 Sep. (EUROPA PRESS) -

Una familia marroquí con cinco menores a su cargo, dos de ellos bebés, ha pedido ayuda urgente al Samur Social de Madrid tras pasar dos noches en la iglesia de San Antón, ya que se han quedado sin dinero y alegan que están "amenazados" en su país.

La familia está compuesta por una pareja de mediana edad, una bebé de varios meses, otra de 22 meses, un niño de 4 años, otro de 9 años, y una niña de 10. Llegaron hace varios días a la capital procedentes de la ciudad de Tanger huyendo de una "situación complicada" y han estado de pensión en pensión hasta que se les ha acabado el dinero.

El miércoles acudieron a las puertas de la sede del Samur Social, situada en la carrera de San Francisco. Allí fueron atendidos por miembros de Cruz Roja, que les dieron vales de comida para un supermercado, y finalmente acabaron durmiendo en la iglesia de San Antón, según ha explicado a Europa Press, Sandra, una vecina que la zona que les ayudó al ver la situación de desamparo en la que se encontraban.

"Ayer volvieron a las puerta del Samur Social, pero nos explicaron que ellos no podían hacer nada porque habían entrado como turistas en España, y no como solicitantes de asilo. Estamos buscando asociaciones de inmigrantes y traductores de la Casa Arabe porque apenas hablan español", ha indicado.

La vecina denuncia que las administraciones públicas no den cobijo y un mínimo de comida a una familia con tantos menores a su cargo. "He visto adultos menores en la calle pero nunca he visto a niños durmiendo al raso, algo que debería exceder cualquier límite moral en la sociedad", ha manifestado Sandra, que también se queja de que antes de las fiestas de La Paloma el centro abría sus verjas para que las personas sin plaza pudieron pasar la noche en los soportales, pero que ahora se cierran por la noche.

PROTOCOLO PARA ESTOS CASOS

Por su parte, fuentes del Samur Social han explicado a Europa Press que han estudiado la situación administrativa de esta familia para saber si eran solicitantes de asilo, ya que cuenta con un protocolo diferenciado para estos casos. Pero han confirmado que no lo han solicitado, aunque les han informado de que se encuentran amenazados en su ciudad de origen. Como en todos estos casos, les han ofrecido el regreso pagado a su país, que no aceptaron.

Por ello, han asegurado que están buscándoles un alojamiento de emergencias, aunque reconocen que en estos momentos los servicios están "saturados". No obstante, aseguran que próximamente les encontrarán un alojamiento temporal habida cuenta de la situación de desamparo de los menores.

Por otro lado, desde el Samur Social han aclarado que han fumigado los soportales del centro por la presencia de chinches y que por ello cierran los soportales por la noche.

Contador