Garrido se reivindica ante Rajoy como candidato y ensalza su vocación de servicio público frente a ambiciones personales

Angel Garrido, Mariano Rajoy y Pío García Escudero en la cena de Navidad del PP
EUROPA PRESS
Publicado 12/12/2018 22:01:38CET

El presidente madrileño se muestra orgulloso de formar parte del PP a la espera de que Casado elija los nombres para las próximas autonómicas

MADRID, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, se ha reivindicado este miércoles ante el expresidente del Gobierno y del PP Mariano Rajoy como candidato a la Presidencia regional en 2019 y ha ensalzado su vocación de servicio público, desde el convencimiento de que ésta y no otra es la actitud que responde a los valores del PP, "por encima siempre de ambiciones personales".

Lo ha hecho este mismo miércoles en la cena del PP del distrito de Salamanca, que se ha celebrado en un hotel de la capital, y a la que aparte de Rajoy han asistido otros dirigentes 'populares' como el presidente del Senado y del PP de Madrid, Pío García-Escudero, o el vicesecretario de Organización, Javier Maroto.

Así, según han informado a Europa Press fuentes cercanas al presidente madrileño, Garrido ha comenzado su intervención haciendo hincapié en que Rajoy ha sido "un auténtico referente de buen gobierno, de amor a España y de compromiso con las políticas del PP". Además, ha resaltado que el partido, bajo su dirección, impulsó "la creación de empleo y la mejora social, dejando atrás la bancarrota a la que llevaron los socialistas".

Una situación, según ha indicado, a la que se volverá a llegar "si se prolonga por mucho más tiempo el Gobierno de Pedro Sánchez, construido sobre una gran mentira y sostenido por los enemigos de España, la Constitución y del Estado de Derecho".

El dirigente autonómico le ha agradecido haber sabido "gobernar con eficacia, con firmeza y con talla de hombre de Estado, para evitar que España se rompiera". También ha aprovechado para darle las gracias por haber confiado en él, apoyándole como presidente de la Comunidad "en unos momentos especialmente difíciles" para la región, tras la salida del Gobierno de la expresidenta Cristina Cifuentes.

"Puedo asegurarte que desde entonces hasta ahora, he trabajado sin descanso para hacerme merecedor de tu confianza, la del PP y la de los madrileños", ha remarcado.

Para Garrido, estos resultados "del compromiso personal y del esfuerzo de la sociedad madrileña en su conjunto" están plenamente acreditados por "la realidad que vive hoy la Comunidad de Madrid". En este punto, ha expuesto que la autonomía es "a base de mucho trabajo referente del éxito de las políticas del PP".

DEFENSA DE SU TRAYECTORIA

Además, el jefe del Ejecutivo autonómico ha sostenido que se ha sentido "orgulloso" desde que se afilió al partido hace ya 27 años, "en cada unas de las responsabilidades" que ha desempeñado: desde vocal vecino a concejal de la Junta del distrito de Villa de Vallecas, la presidencia del Pleno de la capital, a la de la Comunidad de Madrid.

"Contando con esa dilatada trayectoria política y de gestión, he trabajado y seguiré trabajando con auténtica vocación de servicio público, convencido, de que esta, y no otra, es la actitud que responde a los valores del Partido Popular, por encima siempre de ambiciones personales", ha defendido.

Se trata, ha continuado detallando, de una trayectoria "centrada en trabajar al frente de la Comunidad por Madrid y por los madrileños, y también, por supuesto, como debe hacer todo presidente de una comunidad autónoma, trabajar con lealtad por España".

En todo caso, y al margen de las responsabilidades que en cada momento ha desempeñado y llegue a desempeñar en el futuro, ha asegurado que de lo más orgulloso se ha sentido y se siente es de "ser militante el PP".

"ENORME VALÍA" DE CASADO

También durante su discurso, el presidente regional ha celebrado la nueva etapa que afronta el partido, de la mano del presidente, Pablo Casado, "joven, con talento, instinto político e ideas muy claras", incidiendo en que le conoce "bien" porque ha tenido oportunidad de vivir con él "muchos momentos del PP". "Soy consciente de su enorme valía", ha subrayado.

Precisamente por ello, ha asegurado que comparte plenamente "su visión política y su capacidad para liderar el PP del presente y del futuro, poniendo en valor la políticas y los logros conseguidos hasta ahora por el PP, como el gran partido del centro derecha liberal de España".

Asimismo, ha destacado la necesidad de ampliar el espacio del partido, para ser cada día "mas fuertes", al tiempo que ha incidido en la necesidad de "mantener y consolidar" su ideología y sus valores, que "tantos logros" les han permitido alcanzar.

Y es que, según Garrido, nadie puede darles "lecciones ni rivalizar por el amor a España, su unidad y su bandera" cuando el PP "las ha defendido con la sangre de sus militantes". "Nadie puede darnos lecciones de centrismo, cuando el PP ha hecho del diálogo, la sensatez y la moderación el eje de sus políticas", ha clamado.

SIN NOMBRES PARA MADRID

Estas palabras de Garrido llegan en un momento de máximo nerviosismo en las filas del PP madrileño, a la espera de conocer los candidatos que finalmente elija Pablo Casado para el Ayuntamiento de Madrid y la Comunidad, y con muchos nombres sobre la mesa pero ninguno sonando de forma contundente.

Garrido ha intentado en los últimos días restar importancia al hecho de que Casado todavía no se haya decidido, algo que en el entorno del líder del PP ligan a que no tiene "claro" que el dirigente autonómico encaje en el perfil que el partido está buscando. "Tiene que tener su tiempo", argumenta el propio aludido.

Pese a que en el calendario provisional Madrid se situaba entre las primeras para desvelar los aspirantes, antes de la Navidad, junto con otras 'grandes plazas' como Barcelona, fuentes populares hablan ahora de la elección se vuelve a retrasar y que será enero el mes para comunicarlo.

Mientras tanto, siguen sonando otros nombres aparte del de Garrido para la Comunidad como el del alcalde de Boadilla y vicesecretario general de Política Territorial del PP de Madrid, Antonio González Terol, también presente en la cena de hoy. Además, cobra peso el presidente de la Fundación Concordia y Libertad, Adolfo Suárez Illana, muy activo en Madrid en las últimas semanas y 'fichado' para preparar la Convención.

Fuentes del PP han indicado a Europa Press que es uno de los que más fuerza está cobrando en las últimas semanas pese a los que todavía piensan en los resultados que cosechó en 2003 cuando se presentó a las elecciones de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. "Era muy joven", destacan algunos dirigentes próximos a Casado, mientras que otros hablan de la "experiencia" que tiene ahora y de la "solana" que recuerda a su padre, el expresidente de Gobierno Adolfo Suárez.

Mientras que las quinielas no dejan de aparecer, el entorno de Garrido defiende que sea el presidente el merecedor de este nuevo reto para el PP en Madrid, destacando la gestión de estos meses tras la abrupta salida de Cifuentes y la situación económica en la que deja a Madrid. "Lo contrario sería una enmienda a la totalidad de su trabajo", consideran.