Actualizado 11/12/2017 17:57:47 +00:00 CET

El Gobierno central dice que el servicio de VTC en el aeropuerto cumple "con los requisitos legales"

Torre de control, torres de control del aeropuerto de Barajas
EUROPA PRESS

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno central ha aseverado que el servicio de Vehículos de Turismo con Conductor (VTC) en el aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez cumple "con los requisitos legales" e Izquierdo Unida le afea que se quede solo en "explicaciones teóricas".

Y es que, el diputado de Izquierda Unida Alberto Garzón presentó en septiembre una pregunta parlamentaria para respuesta escrita en el Congreso de los Diputados interesándose por las medidas de control del cumplimiento de la correcta ejecución de los servicios aplica AENA para sus contratos adjudicados al tratarse de un sector de especial sensibilidad por los conflictos entre taxis y VTC.

Asimismo, Garzón preguntó además por las actuaciones concretas del Gobierno para evitar posibles conflictos de la oferta de servicios y prevenir que los servicios VTC "vulneren su frontera de competencias invadiendo el espacio del taxi"; por si consideraba que el taxi cuenta con igualdad a la hora de competir en la captación de clientes del sector VTC y por la valoración que realizaba sobre las "estructuras cooperativas de la mal llamada empresas de economía colaborativa cuyas matrices suelen radicarse en paraísos fiscales".

En su respuesta, el Gobierno ha señalado que el pliego elaborado por Aena SME S.A para la adjudicación mediante concurso público del servicio de VTC en el aeropuerto cumple con "los requisitos legales".

Asimismo, ha aseverado que las empresas licitadoras de este servicio presentaron la licencia de VTC en vigor, con lo que operarían en este aeropuerto, de acuerdo con lo establecido en el Reglamento de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres (ROTT).

"Aena SME S.A. realiza el seguimiento y control de la actividad realizada por las empresas adjudicatarias del servicio, verificando que se cumple lo establecido en los pliegos que rigen la contratación", ha indicado por escrito el Ejecutivo de Mariano Rajoy.

En este sentido, ha manifestado que "los puntos de información y venta son los incluidos en el pliego y los contratos del servicio, no permitiéndose la captación o venta de servicios fuera de las ubicaciones establecidas".

NO COMPARTEN INSTALACIONES

En cuanto a la posible competencia de las empresas de VTC con el sector del taxi, el Gobierno indica que "ambos no comparten las instalaciones, ni en la zona de la terminal, ni en los aparcamientos" del aeropuerto.

Y es que, el sector del taxi cuenta en la zona con "aparcamientos exclusivos que realizan la función de bolsa de taxis con 2.964 plazas, así como con áreas exclusivas de subida de pasajeros en las zonas de llegadas de las terminales T1, T2 y T4, sin coste alguno para el sector". Además, indican que existen dos puntos de información a clientes del taxi ubicados en la terminal T1 y T4, operados y gestionados por este sector.

"Los contratos suscritos con las empresas de VTC en el Aeropuerto de Adolfo Suárez Madrid-Barajas permiten disponer de 44 plazas en los aparcamientos de uso público de las diferentes terminales del aeropuerto, no siendo estos aparcamientos de su uso exclusivo. Asimismo, estas empresas cuentan con 8 puntos de información y venta en las salas de recogida de las terminales T2 y T4, así como de 6 oficinas de atención a los clientes en las diferentes terminales", traslada el Gobierno a continuación.

Por último, el Ejecutivo hace hincapié en que no se tiene conocimiento de que "estas empresas se encuentren radicadas en un paraíso fiscal, dado que las mismas cuentan con sede social legalmente establecida en España".

Para Izquierda Unida, el Gobierno se aferra en su respuesta a "explicaciones teóricas, sin entrar en ningún detalle práctico ni directo sobre las respuestas requeridas".