Greenpeace instala en Sol una 'sala de lectura' para informar sobre el TTIP

Actualizado 21/05/2016 12:02:33 CET

MADRID, 21 May. (EUROPA PRESS) -

La organización ecologías Greenpeace y la Campaña No al TTIP han instalado este sábado en la Puerta de Soluna 'sala de lectura', junto a otras 24 más repartidas por toda España, para que los ciudadanos puedan consultar todos los papeles que se han filtrado del Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP) que están negociando Estados Unidos y la Unión Europea.

Así, en un camión como sala de lectura, al que han llamado 'TTIP Leaks', algunos de los activistas de Greenpeace han prestado sus servicios para informar sobre el contenido y el significado de dicho tratado durante toda la mañana.

Entre ellos, el portavoz de la organización, Miguel Ángel Soto, que ha insistido en que las consecuencias de llegar a un acuerdo "ponen en riesgo la salvaguardia ambientales, los derechos laborales y los derechos del consumidor" europeo.

"Estamos diciendo a la gente que se está negociando a la espalda de la ciudadanía cosas que son muy importantes y que pueden comprometer nuestros derechos" como consumidores, ha recalcado Soto, que ha puesto como ejemplos el "lavado con cloro al pollo" o la "carne hormonada", que están permitidos en Estados Unidos pero no en la Unión Europea.

Según ha explicado el portavoz de Greenpeace, con una negociación del TTIP se pretende "horminizar ambos lados del Atlántico" con la "agricultura transgénica" que tiene Estados Unidos y que conlleva una "alta cantidad de pesticida". "Están poniendo en riesgo la salvaguardia ambientales y la protección del consumidor", ha vuelto a insistir Soto.

Esta movilización, que comenzó hace dos años, también se representó hace menos de una semana con la escalada de las Torres Kio de varios activistas de la organización, la cual, según ha considerado Soto, es "una parte de la lucha" para dar visibilidad a la denuncia.

Desde su punto de vista, el acuerdo ha entrado "en fase de descarrilamiento" este mismo año con la visita del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a Europa, ya que la "filtración de los documentos" ha hecho que "en 2016 no haya acuerdo". "Hay que seguir luchando para que en 2017 y 2018 no se firme un acuerdo de estas características", ha puntualizado.

Para leer más