Un grupo de grafiteros pintan de nuevo parte de un tren de Metro en la estación de Argüelles

Vagón de Metro atacado por graffiteros
CEDIDA
Actualizado 08/11/2018 19:58:36 CET

MADRID, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Un grupo de grafiteros ha vuelto a pintar esta tarde medio tren de Metro de Madrid que se encontraba en el andén de la estación de Argüelles, a su paso por la línea 4, según han indicado a Europa Press fuentes sindicales.

   Las mismas fuentes han indicado que el incidente ha tenido lugar sobre las 17.10 horas y que cuatro personas han logrado hacer pintadas con spray en 12 metros cuadrados del convoy.

   Se trata de la sexta acción que protagonizan los grafiteros en las instalaciones de Metro desde la pasada noche de Halloween y que ha desatado preocupación entre los sindicatos por la seguridad en la red.

   De hecho, las centrales sindicales reclamaron ayer la dimisión del responsable de Seguridad del suburbano tras una reunión sobre este asunto al entender que no planteaba medidas suficientes para atajar esta sucesión de asaltos.

   Consideran que es urgente que se reconozca a la plantilla de Metro como autoridad pública, que los cristales de cabinas sean opacos, un refuerzo de los vigilantes de seguridad y personal de estaciones, así como un cambio del sistema de cerraduras en cabina, entre otra medidas.

   El próximo miércoles el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Rodríguez Uribes, y la consejera de Transportes, Vivienda e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, Rosalía Gonzalo, se reunirán para abordar la seguridad en el suburbano ante los ataques de grafiteros.

   "Metro tiene que reforzar la seguridad propia y privada que tienen, tiene que hacer esfuerzo de mayor inversión y de protección de los trabajadores de Metro y de los guardias de seguridad, que tiene que hacer la comunidad. Nosotros vamos a ofrecerle la colaboración que supone de la Policía Nacional", ha recalcado este jueves el delegado.

   Por su parte, Gonzalo aseguró ayer que no va a "dejar en la estacada" a los trabajadores de Metro ante las incursiones de grafiteros en las instalaciones del suburbano, pero ha precisado que "todos los recursos son limitados" ante las demandas de los sindicatos para que aumenten las medidas de seguridad en las instalaciones.

    El asalto más sonado fue el ocurrido en Halloween, cuando obligaron a un maquinista de la Línea 12 a desviar un tren a una zona con más luminosidad.

   El trabajador sufrió una crisis de ansiedad. Ese día también pintaron en la estación de Casa de Campo, donde rociaron a un vigilante de seguridad que grababa su actuación.

   Además, hace dos días una banda de más de 15 grafiteros pintaron cinco vagones en la estación de Marqués de Vadillo tras colarse en la cabina de cola del convoy y parar los trenes con la alarma mientras que el viernes lo hicieron en la estación de Las Rosas.

   Ese día dos agentes de Policía Nacional resultaron intoxicados tras un enfrentamiento con un grupo de grafiteros, en el que arrojaron botes y pintura a los efectivos policiales cuando irrumpieron en la estación de Las Rosas para asaltar un tren.

   Según explicaron fuentes policiales a Europa Press, sobre las 21.45 horas de ese día se produjo una incursión "masiva" de grafiteros y un grupo entre 40 y 50 personas se enfrentaron a la Policía Nacional. En la intervención, se requisaron 250 botes de pintura y se logró detener a un joven de 20 años nacido en Pakinstán.

Contador