Actualizado 07/05/2012 21:58 CET

El Grupo Municipal Socialista pondrá en marcha una oficina de atención al ciudadano en su sede en la calle Mayor

Gómez y Lissavetzky se reúnen con vocales vecinos a los que instan a "reequilibrar" Madrid y luchar por el Estado del Bienestar

MADRID, 7 May. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Municipal Socialista pondrá en marcha una oficina de atención al ciudadano en su sede en la calle mayor, ha afirmado el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky, quien ha indicado que frente a la "parálisis" a la que está llevando al Ayuntamiento la alcaldesa, Ana Botella, el PSOE va a poner en funcionamiento su "alternativa" de gobierno.

Así se ha expresado Lissavetzky a su entrada a una reunión que ha mantenido junto al secretario general del Partido Socialista de Madrid, Tomás Gómez, el Grupo Municipal Socialista y los vocales vecinos de los diferentes distritos de la capital, a los que han instado a "reequilibrar Madrid" y "defender el Estado del Bienestar".

A la entrada de la reunión, el portavoz municipal ha criticado la "falta de modelo de ciudad, esa atonía, esa parálisis a la que esta llevando el Ayuntamiento Ana Botella" y frente a ello ha indicado que los socialistas quieren poner en funcionamiento su "alternativa" desde las oficinas de atención al ciudadano de cada barrio, pero también desde la que van a poner en marcha en la sede del PSOE en la calle Mayor.

"Estamos viviendo un momento en muy difícil en la ciudad de Madrid. Hay que convertirla en la del bienestar colectivo y no en la del desequilibrio territorial", ha afirmado Lissavetzky, quien ha dicho que hay que ser el "alcalde de todos los barrios", dejarse de grandes operaciones y sobre todo, fijarse como prioridad los barrios y distritos. "Hay que reequilibrar", ha remarcado.

El socialista ha explicado que en la reunión hará un repaso a los "fracasos que ha habido en el urbanismo" de la capital con "un modelo de desarrollismo que ha permitido que al final la ciudad no sea compacta". "Hay más desequilibrio territorial y social", ha denunciado y ha destacado que es verdad que hay una serie de distritos del Sureste que están "muy perjudicados", lo cual "no quiere decir que algunos distritos de Centro no estén igualmente perjudicados".

Además, ha apuntado que están viendo "varapalos judiciales" y ha indicado que es "difícil que cumpla el presupuesto del Ayuntamiento sus ingresos", lo cual, a su juicio, repercutirá en los gastos. "Va a ser una ciudad más cara con menos servicios", ha denunciado.

Por su parte, el secretario general del PSM, Tomás Gómez, ha afirmado que en la reunión abordarán el trabajo de los socialistas "en defensa de los intereses de los ciudadanos", que pasa por que "siga existiendo Estado de Bienestar". "Se está recortando Estado de Bienestar, pero al tiempo damos 10.000 millones de euros a la banca privada", ha criticado.

En otro orden de cosas, Lissavetzky se ha referido a la posible implantación de peajes en las autovías de la región, y ha considerado que lo que hace la presidenta regional, Esperanza Aguirre, es " ir marcando la hoja de ruta a Mariano Rajoy". "Le está diciendo lo que tiene que hacer. Es otra tomadura de pelo más del PP de Madrid", ha concluido.