Actualizado 01/07/2007 18:45 CET

El grupo 'Rompamos el Silencio' okupa un edificio en Malasaña como parte de su Semana de Lucha Social

MADRID, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

El grupo 'Rompamos el Silencio', que aglutina de manera puntual a mas de 50 organizaciones civiles de izquierdas, ha okupado hoy un edificio en la calle Acuerdo número 8, en el madrileño barrio de Malasaña, que albergaba un colegio abandonado desde hace más de siete años según los organizadores, para convertirlo en su centro de reunión durante la celebración de su VI Semana de Lucha Social.

Según las fuentes de la plataforma consultadas por Europa Press, hasta 60 personas penetraron en el edificio hacia las 16:00 horas de hoy, y otras 60 permanecieron fuera, donde también acudieron efectivos de la policía, que "miraron las pancartas" pero no tomaron ninguna otra medida, según la organización.

La okupación es la principal acción de uno de sus ejes de protesta y en él se reunirán los participantes para celebrar sus reuniones y asambleas, en las que se discutirán sobre los principales temas de la Semana: "Género, Feminismo y Antipatriarcado; Bloque Alternativo por la Liberación Sexual; Educación; Cultura Libre y Popular; Antimilitarismo y Desobediencia Civil; Antiglobalización; Vivienda; Okupación; Contrainformación; Antifascismo y Memoria Histórica; Precariedad; y Migraciones", según la misma organización.

El edificio tiene 1.778 metros construidos y pertenece a COPAE, S.L. una inmobiliaria que, según informaron las mismas fuentes, fue absorbida por Grupo 2 Reunidos S.L. Ambas empresas tiene como administrador a Leopoldo Arnáiz Eguren, "arquitecto afín al PP que figura como imputado en la supuesta trama de Alcorcón, junto al ex alcalde de esta localidad, Pablo Zúñiga", puntualizó la plataforma.

Los miembros de 'Rompamos el Silencio' se quedarán en el inmueble hasta que finalice su Semana de Lucha, el próximo día 8. Ayer, durante la manifestación del Orgullo Gay, ya convocaron otra protesta, situándose frente a la carroza de los organizadores para protestar contra la mercantilización de la homosexualidad.

Esta misma plataforma ya ocupó el año pasado el antiguo cine Bogart, también en Madrid. Hasta el día 8 se celebrarán además manifestaciones, charlas, actos culturales y movimientos de desobediencia civil "no violentas" para "hacer visibles conflictos sociales que habitualmente permanecen ocultos a ojos de la ciudadanía" en toda la ciudad, anunciaron las mismas fuentes.