Gürtel.- Ginés López dimite como alcalde de Arganda y solicita la suspensión cautelar de su militancia

Actualizado 06/03/2009 14:45:37 CET

Niega "rotundamente" haber realizado "jamás acción alguna que pueda situarse fuera de la más estricta legalidad"

MADRID, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Arganda del Rey, Ginés López Rodríguez, presentó hoy su dimisión como primer edil y solicitó la suspensión cautelar de su militancia al PP por su imputación en la trama de corrupción destapada por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón en la 'Operación Gürtel'.

El popular formalizó la dimisión en un Pleno Extraordinario celebrado por la Corporación municipal en el que el teniente de alcalde, Pablo Rodríguez Sardinero, tomó posesión como alcalde en funciones de Arganda del Rey. En la sesión, el ex primer edil renunció a su acta de concejal para "garantizar la estabilidad del Gobierno municipal".

Tras su implicación en la trama que salpica al PP, el ex alcalde celebró una rueda de prensa en la que leyó un escueto comunicado en el que anunciaba su dimisión y que había pedido a la Dirección Regional del PP su suspensión cautelar de militancia. Tras ello, se convocó un Pleno Extraordinario en el que López hizo pública su dimisión y su renuncia al acta de concejal.

Tras calificar su gestión de "limpia" y "transparente", el ya ex alcalde recalcó que presentaba su dimisión para poder "defenderse con libertad". A continuación, agradeció emocionado el trabajo realizado por la Corporación local, sus concejales y los partidos de la oposición PSOE y IU.

DEFENSA DE SU HONOROBILIDAD

"Con la finalidad de dejar al margen del PP de mi defensa que me veo obligado a hacer de mi propia honorabilidad, he solicitado voluntariamente a la Dirección Regional del PP la suspensión cautelar de mi militancia hasta que se aclare la situación actual", señaló López en la rueda de prensa anterior al Pleno. "Con la finalidad de dejar al margen a la institución a la que represento y quiero, y por coherencia personal con lo que siempre he defendido, pensado y luchado, dimito como alcalde de Arganda", agregó.

El ex alcalde aprovechó la ocasión para "lamentar y denunciar" el conocimiento de su imputación a través de los medios de comunicación, "un sistema inadmisible en un Estado de Derecho, creando una clara posición de indefensión".

Negó "rotundamente" haber realizado "jamás acción alguna que pueda situarse fuera de la más estricta legalidad". Y aseguró tener "un total desconocimiento de los hechos que se plasman de las informaciones vertidas en los diferentes medios de comunicación y en el propio auto" de Garzón en el que le imputa presuntos autores de los delitos de fraude fiscal, cohecho, prevaricación y tráfico de influencias.

"Mis únicos intereses en mi etapa pública han sido siempre defender los derechos de los ciudadanos y ciudadanas de Arganda del Rey. Y trabajar por la defensa de los valores que hagan una sociedad mejor y justa", aseveró.

El ex primer edil expresó su plena confianza en la Justicia, poniéndose a su disposición para aclarar las "falsas imputaciones" de las que ha sido objeto y demostrar "la honorabilidad y transparencia con la que siempre" ha actuado y exigido bajo su responsabilidad.