La Ingobernable cita este martes a Carmena en Prado 30 para que les reconozcan como un agente más de la ciudad

La Ingobernable
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 06/11/2018 7:09:43CET

MADRID, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

El centro social autogestionado La Ingobernable ha citado este martes a las 11 horas en el edificio de la calle Gobernador a una "reunión pública y abierta" a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y a los cargos con competencia sobre la gestión del inmueble para que reconozcan a esta iniciativa como un agente más de la ciudad.

"Creemos que es el momento de que el Ayuntamiento de Madrid reconozca lo que de facto está ocurriendo, que el centro social La Ingobernable es ya un agente más en nuestra ciudad, poniendo en valor las prácticas que desde hace un año suceden en este edificio del barrio de las Letras", defienden en un comunicado colgado en sus redes sociales. El texto tiene ya más de 500 apoyos en la web de La Ingobernable.

"Hace un año y medio la ciudadanía organizada recuperó un edificio que estaba perdido para la ciudad. Un antiguo bien público de propiedad municipal, centro de salud y sede de la UNED, donde se daba servicio público en esos dos pilares del Estado de Bienestar que son la educación y la sanidad, había sido regalado a Emilio Ambasz, un arquitecto amigo del Partido Popular, para que construyera un museo dedicado a su persona", escriben desde La Ingobernable en una carta dirigida a la alcaldesa.

Para el centro social, la cesión a la Fundación Ambasz es el "ejemplo casi perfecto de la economía del saqueo al que se ha sometido a la propiedad pública mediante las privatizaciones". La situación "se revirtió pero no desde la institución municipal sino mediante un proceso de autoorganización ciudadana".

La okupación del edificio de la calle Gobernador "fue un acto de desobediencia que transformó un espacio legalmente reconocido pero ajeno a cualquier mecanismo de legitimidad democrática en un espacio abierto a la ciudadanía". "De no haber sido por los movimientos sociales que lo recuperaron, muy probablemente, este inmueble estaría ya demolido y hoy se estaría levantando el museo del amigo de Aznar. El expolio a nuestra ciudad habría sido, si cabe, más profundo de lo que es hoy", han apuntado.

La Ingobernable quiere sentarse con la alcaldesa teniendo como base unas declaraciones de la regidora en 2015, en plena campaña electoral, cuando dijo que en ciudad "surge un fenómeno que no tiene un cauce institucionalizado y hay que preguntarse, antes de censurar, prohibir, limitar, por qué surge".

"Queremos creer que estas declaraciones no son meras palabras vacías y que reflejan una posición política en la que se reconoce que la legalidad vigente es a menudo incapaz de captar lo nuevo que emerge de la ciudadanía organizada, reconociendo y poniendo en valor el aporte social que estas manifestaciones tienen. Sobre la base de estas declaraciones previas a la existencia de La Ingobernable, siempre hemos estado dispuestas a un diálogo con la propiedad del edificio, el Ayuntamiento de Madrid", han trasladado en la carta.

La Ingobernable se presenta como laboratorio ciudadano donde poner en práctica reglas basadas en la autogestión, la horizontalidad y el apoyo mutuo. "Por todo esto creemos que es el momento de que el Ayuntamiento de Madrid reconozca lo que de facto está ocurriendo, que el centro social La Ingobernable es ya un agente más en nuestra ciudad", han apuntado.

La Ingobernable ha añadido que no han recibido respuesta a esta carta. "¿No erais el gobierno del gobernar escuchando?", han lanzado a través de redes sociales.

La Junta de Gobierno, presidida por la alcaldesa Manuela Carmena, aprobó el miércoles una indemnización a la Fundación Ambasz de 1,4 millones de euros para compensar la extinción de mutuo acuerdo de la concesión demanial de Prado, 30, con vuelta a la esquina Gobernador. El espacio se destinará a la biblioteca de mujeres Marisa Mediavilla, con 30.000 volúmenes, y a otras necesidades del distrito.

La Ingobernable contestó al Ayuntamiento de Madrid que "no debería pagar ni un euro de dinero público en romper una cesión corrupta e interesada durante la época del PP de Ana Botella al arquitecto y amigo de la familia Aznar, Ambasz, por 75 años".

La concejala de Ganemos en Ahora Madrid Montserrat Galcerán, presidenta de Moncloa-Aravaca y Tetuán, mostró en redes su rechazo a la decisión municipal. "Llevar la biblioteca de mujeres al edificio de La Ingobernable y expulsar al centro social no es una buena idea. ¿De qué nos sirven los libros si se criminalizan las prácticas?", se preguntaba.

Su compañero en Ganemos Pablo Carmona, concejal-presidente de Moratalaz y Salamanca, retuiteó un mensaje de la Asamblea Feminista de Madrid, en el que exponían que la biblioteca "puede 'invadir' literalmente La Ingobernable y acabar con ese proyecto tan necesario. Tienen que buscar otro espacio adecuado a la biblioteca".

La edil de Arganzuela y Usera, Rommy Arce, retuiteó un mensaje de Anticapitalistas Madrid en el que llamaban a "defender la autogesión de los bienes comunes, de los proyectos construidos desde la base". "Debemos denunciar las indemnizaciones que sirven para blanquear y hacer negocio a los colegas de los Aznar-Botella. Hay que defender La Ingobernable", sostenía el tuit.

Contador