Inspección reclama a Metro que adopte medidas para retirar amianto en varias zonas de las cocheras de Cuatro Caminos

Cocheras de Cuatro Caminos
CEDIDA - Archivo
Publicado 13/12/2018 10:47:58CET

Pide un plan de desamiantado para las cubiertas. La compañía asegura que va a cumplir el requerimiento de Inspección

MADRID, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Inspección de Trabajo ha trasladado un requerimiento a Metro de Madrid para que adopte medidas para retirar trozos de uralita, elemento que contiene amianto, en varias estancias de las antiguas cocheras de Cuatro Caminos, dado que en los alrededores hay viviendas y también transitan empleados de la compañía.

Aparte, se insta a Metro de Madrid a acometer un plan integral de desamiantado en las cubiertas de la instalación pues hay techos con amianto que, en algún caso, tiene una antigüedad de hasta 30 años.

El departamento giró el pasado martes una visita de inspección al depósito 1 de Cuatro Caminos se detectó, por ejemplo, un techo de uralita en una caseta de transformadores y trozos de las paredes desprendidos en el suelo.

En un informe con las conclusiones de la Inspección, al que ha tenido acceso Europa Press, se traslada a Metro que debe retirar esta uralita ante las sospechas de que el material con amianto esté "deteriorado" a tenor de los desprendimientos de paredes y dado que hay "casa habitadas" en las inmediaciones, así como una zona de tránsito de empleados.

Por ello, se da un plazo de dos meses a la compañía para desamiantar esta zona y, de forma previa hasta que se ejecute la retirada, se aplique "alguna imprimación" que "evite la dispersión" de fibras de amianto "en caso de nueva caída de cascotes".

No es la única zona donde se detecta elementos con asbesto, dado que la Inspección ha comprobado que hay dos tejadillos del grupo de presión de gasóleo C rotos con trozos de uralita en el suelo, material que de nuevo contiene amianto.

En consecuencia, la Inspección de Trabajo insta a la compañía a eliminar estos tejadillos en un plazo de 15 días acorde con lo dispuesto en el Real Decreto 396/2006 de medidas de prevención y seguridad de exposición al amianto y, mientras tanto, se desplieguen acciones para que no se acceda a esta estancia.

También sospecha que en una zona de almacén con numeroso material las paredes están proyectadas con material con amianto (MCA) y que debe proceder a identificar si el asbesto está presente. En caso afirmativo, se da un plazo de un mes para el desamiantado y, de nuevo, decreta que se constituyan medidas para evitar el acceso y traslado de material.

Además, ha comprobado que en la zona de dresinas el techo es de uralita y que hay elementos rotos, aparte de otras estancias con techos con amianto con antigüedad superior a 30 años. Por todo ello, traslada la necesidad de hacer un desamiantado integral en el plazo de 4 meses de todas las cubiertas.

En esta línea, la Inspección ha apreciado que hay una zona de acopio de material que ha sido señalizado con presencia de amianto pero que no está encapsulado, por lo que da un plazo de 10 días para hacerlo hasta su retirada.

También apunta a la señalización de la segunda parte del almacén con paredes de amianto que está clausurado en el plazo de un día y cambia el punto de encuentro del plan de autoprotección al encontrarse ubicado al lado dicho almacén, en este caso en el plazo de un mes. Finalmente, pide identificar si la subestación eléctrica que hay en las cocheras tiene pareces y techos con asbesto.

30 REQUERIMIENTOS A METRO

Hasta la fecha, este departamento ha propuesto una sanción de 191.000 euros a Metro de Madrid por no adoptar medidas suficientes para evitar la exposición de trabajadores al amianto, ha formalizado unos 30 requerimientos a la empresa y ha cursado cuatro actas de infracción al suburbano por contravenir la ley de prevención de riesgos laborales.

Así lo indicó en la inspectora Pilar Carranza durante su comparecencia en la comisión de investigación sobre la presencia de amianto en Metro que se celebra en la Asamblea de Madrid y que precisamente este viernes despliega su última sesión.

La principal acta de infracción es la referida a la falta de medidas para evitar la exposición a la amianto mientras que el resto se refiere a la tardanza en reconocer la enfermedad profesional a un empleado de mantenimiento de escalera tras presentar un informe médico que le reconocía asbestosis, el hecho de que la compañía no figure en el Registro de Empresas con Riesgo de Amianto (RERA) y el no tener de forma detallada una relación de trabajadores que han podido estar en riesgo de exposición de amianto.

Las antiguas cocheras de Cuatro Caminos serán derribadas para levantar un total de 443 nuevas viviendas (en un proyecto que contempla la construcción de unas nuevas cocheras). Por su parte, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid admitió a trámite un recurso contra este plan urbanístico interpuesto por la asociación Madrid Ciudadanía y Patrimonio.

Por otro lado, Metro ha aprobado un plan de desamiantado valorado en 140 millones de euros y a desplegar hasta el año 2025. Recientemente indicó que a través de este plan ya se ha retirado amianto en estaciones como la de Suanzes, Canillejas, Torre Arias, el depósito de Cuatro Caminos, o el depósito de Ventas, entre otros, además de Gran Vía, Príncipe de Vergara y Pavones. En el caso del material móvil, se espera la retirada en todas las unidades a finales de 2019.

METRO RECALCA QUE VA A CUMPLIR EL REQUERIMIENTO

Desde el suburbano han indicado a Europa Press que la compañía procedió a retirar varios elementos con amianto de las cocheras de Cuatro Caminos, sobre todo en las partes más accesibles para los trabajadores aunque esos materiales no implicaran "ningún peligro" de exposición. Posteriormente se iban a retirar el resto.

A su vez, han señalado que ya han recibido el requerimiento de Inspección de Trabajo y que se va a cumplir las disposiciones que contiene el documento, para lo cual se programarán los trabajos necesarios que conduzcan a la ejecución de las directrices propuestas.

Metro de Madrid ha asegurado que "no se ha cometido ninguna infracción" y que van a cumplir el requerimiento formalizado por Inspección de Trabajo. Las cocheras de Cuatro Caminos son instalaciones del suburbano con poca actividad y donde aún están destinados trabajadores.