Publicado 17/06/2020 20:37:21 +02:00CET

Las instalaciones actuales de la Escuela Charlie Rivel, en Coslada, prestarán su último año de servicio el curso 2020/21

Imagen de recurso de la escuela infantil Charlie Rivel, en la localidad de Coslada.
Imagen de recurso de la escuela infantil Charlie Rivel, en la localidad de Coslada. - AYUNTAMIENTO DE COSLADA

COSLADA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las madres y padres de escolares de la Escuela Infantil Charlie Rivel de Coslada podrán enviar a sus hijos e hijas a su actual centro el próximo curso 2020-2021.

Tras la decisión de la Comunidad de Madrid de trasladar a los escolares de la Charlie Rivel al Centro Miguel Hernández , en la reunión celebrada hace algunas semanas, padres y madres mostraron su "malestar" a los responsables municipales.

Debido a los problemas estructurales, la Comunidad de Madrid se puso a disposición y ofreció al Ayuntamiento de Coslada el traslado de la Escuela Infantil Municipal Charlie Rivel al Centro Miguel Hernández, actual sede de la Escuela Oficial de Idiomas de la localidad, explican desde la Consejería de Educación.

La posibilidad del traslado al Colegio Pablo Neruda fue desechada por la Comunidad por la falta de espacios en este centro para acoger las 12 aulas necesarias de la Escuela Infantil Charlie Rivel, no teniendo por tanto en cuenta la "alternativa" realizada desde el Consistorio cosladeño.

De esta forma, las "quejas" de la dirección de la Escuela, del AMPA y la FAMPA, así como de madres y padres, ha llevado al Ayuntamiento de Coslada a "evaluar" la opción de si "ampliar" un año más su uso para que no haya desplazamientos.

Tal y como han confirmado desde el Consistorio, el departamento de Vías y Obras ha "estudiado" la situación con una visita y un análisis "exhaustivo".

Según esta inspección realizada a finales de mayo, después de transcurrir un tiempo "más que estimable" para saber si ha habido cambios sustanciales en la edificación desde el último informe del 31 de octubre del año pasado, los técnicos municipales consideran que fisuras y testigos analizados "se mantienen prácticamente en el mismo estado" que hace 7 meses.

Ante esto, el citado departamento ha realizado una propuesta técnica con diferentes actuaciones "tanto en el interior, como en el exterior" de la edificación, eliminando entradas o filtraciones de agua, reparaciones puntuales de deficiencias de acabados, reparación de juntas de dilatación, además de otras centradas en el revestimiento de paramentos y techos mediante sistemas constructivos capaces de admitir cierto movimiento y dilataciones.

El alcalde, Ángel Viveros (PSOE), además de "agradecer" el trabajo de los técnicos municipales, ha querido dejar claro que lo más importante, "sin duda alguna", la seguridad de pequeños, profesoras y demás trabajadores y trabajadoras de la Escuela".

Por ello, ha añadido, que, además del "esfuerzo económico" que va a suponer esta actuación, de forma complementaria se llevará a cabo un "seguimiento periódico" tanto de las instalaciones en general, como de las obras que se ejecutarán para que la Charlie Rivel preste su "último año de servicio".

Para leer más