Juzgan desde hoy al 'clan de las Bosnias', la banda de carteristas más activa del Metro

Publicado 01/07/2015 7:34:35CET

MADRID, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Madrid juzgará a partir de hoy al 'clan de las Bosnias', la banda de carteristas más activa que actuaba en el Metro de Madrid en los últimos años.

La Fiscalía de Madrid solicita para cinco de sus integrantes, todas ellas mujeres, una suma de cinco años de cárcel por la supuesta comisión de un delito de pertenencia a grupo criminal. Dos de ellas están en busca y captura, mientras otra en situación de rebeldía.

Según el fiscal, las acusadas Raifa I., Zahida I., Maya I., Valeria I., Tania I. (quien también emplea el nombre de Roberta) y Hasnia A. formaron en 2002 un grupo cuya finalidad era la de sustraer a los usuarios del Metro, preferentemente a turistas y visitantes, sus pertenencias.

Se da la circunstancia de que cada una de las seis acusadas, de entre los 23 y los 40 años de edad, ya tenían una o varias sentencias derivadas de procedimientos judiciales por hurtos, dada la actividad ilícita que, de forma individual o en grupo, venían realizando, cuando menos, desde 2009.

A fin de ejecutar las sustracciones, las acusadas aprovechaban el hecho de que en determinas horas y estaciones concretas de Metro, generalmente en las más céntricas u otras con mucho tránsito de pasajeros, se producen aglomeraciones, lo que les permitía efectuar sus hurtos con gran seguridad y eficacia.

'MODUS OPERANDI'

Así, en pleno tumulto, durante la entrada o salida de los viajeros al vagón, se aproximaban a sus víctimas sin que estas se percataran y les sustraían sus pertenencias. Los hechos tenían lugar en los andenes, en el interior de los vagones e incluso en las escaleras mecánicas de la red de Metro, llegando a accionar el freno de emergencia de las escaleras para producir una aglomeración artificial de personas si les era necesario para cometer su fechoría.

Las acusadas forman un grupo organizado con la finalidad descrita en el que cada una tiene asignado un papel. Raifa I. es la líder y a quien le corresponde atribuir las funciones al resto de las integrantes, la que ejecuta la sustracción y quien asume el papel de portavoz ante la Policía cuando se les intercepta.

Por su parte, la acusada Zahida I. es la encargada de huir con los efectos sustraídos, aunque también le corresponde en ocasiones la función de sustraer los efectos. A las otras cuatro acusadas se les ha asignado la tarea de distraer a las víctimas, colocándose delante de las mismas, obstruyendo su paso o, simplemente, rodeándolas, al tiempo que ocultan la sustracción que generalmente suele llevar a cabo Raifa I., utilizando un periódico o una chaqueta para meter los objetos.

Raifa fue detenida durante el año 2012 hasta en quince ocasiones por un delito o falta de hurto, lo que le ha acarreado varias sentencias, algunas de ellas conjuntamente con otras integrantes del grupo. En el caso de Zahida, fue detenida un total de 19 ocasiones en 2012. Tania lo fue en 15 ocasiones; Hasnia, en 14; Valeria, en 11 y Maya, en 6 ocasiones, todas ellas en 2012.

La mayoría de los procedimientos judiciales que se incoan por su actividad acaban, bien en sentencia absolutoria o directamente en un archivo y sobreseimiento, al no comparecer al acto del juicio los perjudicados, puesto que se trata de súbditos extranjeros que se encontraban en Madrid de turismo. Esa circunstancia era perfectamente conocida por las acusadas y por esa razón eran escogidas como víctimas preferentes.