Actualizado 13/03/2014 15:38 CET

En libertad con medidas cautelares los Ultra Sur detenidos


MADRID, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Los tres supuestos miembros de Ultra Sur detenidos por realizar varios robos con violencia, simulando en algún caso ser agentes de la Policía, han sido puestos en libertad con medidas cautelares, como comparecer ante la autoridad judicial con periodicidad y prohibición de abandonar el territorio nacional bajo retirada de pasaporte.

   Según informa el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), el Juzgado de Instrucción número 4 de Móstoles ha puesto en libertad a Antonio M. M., alias 'El Niño', considerado como uno de los líderes de este grupo en la capital, con las medidas cautelares de la obligación de acudir al juzgado cada mes, así como la prohibición de salir del territorio nacional mientras dure el procedimiento y la retirada de su pasaporte.

   Sobre 'El Niño' pesan las imputaciones de la supuesta comisión de un delito de robo con violencia e intimidación, otro delito de robo con violencia y un delito de usurpación de función pública e intrusismo.

   Por su parte, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 2 de San Lorenzo de El Escorial también ha dejado en libertad a Enrique M. M., alias 'Kike', bajo las medidas cautelares de la obligación de acudir al juzgado cada semana y la retirada del pasaporte.

   Sobre él recaen las imputaciones de la supuesta comisión de un delito contra la salud pública, dos delitos de robo con violencia y un delito de usurpación de función pública e intrusismo.

   En el caso de Javier O. G., alias 'El Bombero', porque ejerce esta profesión en Madrid, el Juzgado de Instrucción Número 4 de Alcalá de Henares ha decretado su puesta en libertad con la obligación de acudir al juzgado cada mes y retirada de pasaporte. Sobre 'El Bombero' pesa la imputación de la supuesta comisión de un delito de robo con violencia en casa habitada.

   Las tres magistradas que abordaron su situación se han inhibido sobre el juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Alcorcón número 6, que es el órgano que venía conociendo de los hechos con anterioridad.

   Según explicó en su momento la Jefatura Superior de Policía, en uno de los asaltos los arrestados simularon ser policías mostrando placas emblema antiguas. Durante los registros realizados se han intervenido dos revólveres, dos escopetas, multitud de munición y varios chalecos antibalas.

   La investigación comenzó el pasado diciembre cuando los agentes tuvieron conocimiento de la perpetración de dos robos con violencia e intimidación en una vivienda y un trastero de las localidades de Alcorcón y Majadahonda.

   Ambos asaltos fueron cometidos de forma muy violenta, y en uno de ellos los autores vestían chalecos antibala y mostraron placas emblema para hacerse pasar por policías y así poder acceder al domicilio.

   De forma paralela se llevaron a cabo registros en los domicilios de los arrestados donde se encontraron tres chalecos antibalas, dos revólveres, dos escopetas, multitud de munición y tres chalecos antibalas, escopetas, multitud de cartuchos de distintos calibres, un arma eléctrica, un inhibidor de frecuencia, 9 relojes y diversas joyas.

AGRESIÓN EN UN BAR DE ATLÉTICOS

   Antonio M., apodado 'El Niño', se encontraba hasta la semana pasada en busca y captura, ya que supuestamente había participado en una agresión que tuvo lugar la Nochevieja pasada en el bar Río Duratón, próximo al estadio Vicente Calderón, en la que tres personas resultaron heridas de gravedad.

   La pelea se inició a las 18 horas cuando una docena de miembros de los Ultras Sur entraron en el local y la emprendieron a golpes contra varias personas del Frente Atlético que allí se encontraban. Llegaron de imprevisto en varios coches y utilizaron defensas extensibles, armas blancas y bates de béisbol contra los presentes.

   A pesar de lo ocurrido, sólo uno de los heridos denunció el ataque pocos días después por miedo a las represalias. No obstante, tras conocer lo ocurrido, la Policía Nacional inició una investigación y averiguó la identidad de los agresores. Se trataba de los integrantes de una de las alas más duras de los Ultra Sur y de ideología ultraderechista.

   La Policía detuvo posteriormente a siete personas implicadas en los hechos. Sin embargo, entre ellos no estaba 'El Niño'.

   Las Fuerzas de Seguridad interpretaron lo ocurrido en Nochevieja como un intento de reivindicarse y reaccionar por parte de una parte de los Ultra Sur después de que a finales del año pasado la dirección del club blanco les expulsara del fondo sur del campo, donde siempre se sentaban, indicaron a Europa Press fuentes cercanas al caso.