Publicado 26/11/2019 18:38CET

El líder de la banda de atracadores de bancos detenida lleva 40 años actuando aprovechando permisos carcelarios

Imagen de la última detención de Eduardo Camacho Chacón y su banda en un pueblo de Segovia
Imagen de la última detención de Eduardo Camacho Chacón y su banda en un pueblo de Segovia - POLICÍA NACIONAL

MADRID, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

El líder de una de las bandas detenidas recientemente por la Policía Nacional que se dedicaba a atracar bancos cuando abrían sus puertas es Eduardo Camacho Chacón, un viejo conocido por la Policía porque lleva actuando desde hace casi 40 años y quien mató a un agente en 1991 en Móstoles y a un empleado de banca en Torrevieja en 1986.

Junto a él han sido apresados su hermano Francisco José, de 53 años, con siete antecedentes por robos con violencia y uno por robo con fuerza; Raúl Garzón Manzano, de 48 años, y con 32 antecedentes, la mayoría con robos con violencia; y Juan Carlos Rafael Mendoza, de 44 años, con siete antecedentes por robos con violencia y tráfico de drogas.

Eduardo, madrileño de 63 años, es el líder de la banda y el más viejo del grupo. Cuenta con 16 antecedentes por robo con fuerza y violencia y ha estado varias veces en la cárcel. Una de ellas por matar en el verano de 1986 a un empleado de banca en Torrevieja.

Junto a otro individuo, armados con una pistola y una escopeta de cañones recortados, entraron en una entidad de Banesto y tras robar dos millones de pesetas dispararon contra dos empleados, resultando uno muerto y otro herido grave.

El reincidente atracador cometió el crimen en situación de prófugo, ya que había salido de la cárcel con un permiso medio año antes y no había regresado a la cárcel. Fue detenido en un municipio de la provincia de Alicante y condenado a 38 años de cárcel, 30 meses y dos días.

Lo mismo ocurrió años después, concretamente en 2001 en Móstoles. También en un permiso penitenciario, Camacho Chacón atracó junto a otros compinches una sucursal de La Caixa y mató a un policía nacional. Fue arrestado y de nuevo confinado en prisión.

Sin embargo, en otro permiso carcelario, esta vez en 2008, fue detenido por otro atraco. Cinco años después, en 2013, y pese a acumular condenas de medio siglo, los jueces concedieron al conocido asaltante el régimen abierto y solo iba a dormir a la cárcel.

En los últimos años está acusado de varios asaltos a bancos y acabó siendo detenido en junio de 2014 fue apresado, junto a su banda, por los GEOS tras el intento de atraco a otra sucursal.

Para leer más