Publicado 04/03/2021 20:45CET

López-Rey se iría a casa si no estuviera a gusto en Más Madrid, "no a ningún otro grupo", y afea los cálculos políticos

MADRID, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

El concejal no adscrito de Más Madrid Félix López-Rey, portavoz en Usera, se "iría a casa" si el rumbo de la formación cambiara y no se sintiera a gusto, "no a ningún otro grupo", para afear, a renglón seguido, todo tipo de "cálculos" políticos.

"Dejémonos de conciliábulos, de cenáculos y de estar ahí con calculos. La gente no está para cálculos. En mi barrio, Orcasitas, cada quince días hay 500 familias que están esperando la comida de la Fundación Padre Llanos", ha declarado desde la Plaza de la Villa en un mensaje dirigido a los cuatro ediles que han anunciado su separación de Más Madrid, Marta Higueras, José Manuel Calvo, Luis Cueto y Felipe Llamas.

López-Rey ha defendido que "si en política uno no está a gusto" hay que "irse a casa". "Aunque la ley diga que el escaño es mío entiendo que si estoy ahí es por haber estado en una lista en la que ha habido un paraguas que era Manuela Carmena y que si hemos salido no es por los méritos míos sino fundamentalmente porque Manuela Carmena lo estaba encabezando", ha sostenido.

"NO HARÍA FALTA QUE MÁS MADRID ME ECHARA"

"Si en una asamblea de mi barrio, Orcasitas, me dijeran que no cumplo las expectativas que tienen en mí para estar en política me iría a mi casa pero no me iría a ningún otro grupo, ni haría falta que Más Madrid me echara. Sólo si me lo dijeran los vecinos de mi barrio, que es a quien me debo", ha asegurado apuntado que "ese debe ser el sentir en política".

López-Rey se ha declarado "cansado" de leer en prensa que él está en un limbo en Más Madrid. "No estoy en el limbo. Y cuando hablan de 'carmenistas'... Conozco a Carmena de cuando era la Manolita en el despacho de la calle de la Cruz y era la defensora de los albañiles de mi barrio, de los trabajadores y la gente oprimida", ha señalado. Si está en el Ayuntamiento siendo el "veterano" de los concejales es porque la exalcaldesa le llamó para formar parte de la candidatura.

"SON LAS HISTORIAS DE SIEMPRE"

Tras conocer el anuncio de los cuatro ediles de separarse del grupo, el concejal no ha dudado en confesar que siente "mucha tristeza porque son las historias de siempre". "No hacemos ningún beneficio a esa gente sencilla de los barrios que espera de nosotros que aportemos soluciones a sus problemas", ha lamentado.

Tiene claro que "la gente está harta de conciliábulos y de gente que elucubra con la política por aquí y allá". "Lo que hay que hacer es estar con la gente, que en todos nuestros documentos decimos que estamos por ellos pero luego ni les conocemos ni bajamos a donde están", ha aleccionado.

Él se siente "muy a gusto en este grupo". Ha recordado que procede del PCE y que fue uno de los fundadores de IU, además de concejal por esta formación de 1987 a 1999. De hecho, como ha contado, sigue estando al corriente de pago en su afiliación a IU.

"Pero estoy en este grupo, encantado. Contribuyo en la carta financiera porque vengo de la cultura de izquierda, que de lo que se nos paga dejamos una parte para poder hacer cosas en política en pro de la gente que lo necesita", ha destacado. Los cuatro ediles de Recupera Madrid decidieron no aportar a la carta financiera del grupo por no sentirse concernidos con la plataforma constituida en verano.

Lamenta y siente pena por la separación de sus compañeros pero por otro lado lo ve como un "acicate para pelear con más ahinco todavía por la gente de Madrid". "Me siento como nunca he estado en política. Llevo haciendo política 50 años y alguno que anduve a gatas. Y la política no sólo se hace siendo concejal o estando en las instituciones, eso no tiene mérito porque nos pagan y encima nos pagan bien", ha terminado con aplausos por parte de sus compañeros.

Para leer más