Publicado 05/03/2021 11:24CET

Madrid alega "experiencia y demografía" contra cierre perimetral: "Si se impide moverse fuera, se mueven dentro"


El viceconsejero de Salud Pública y Plan COVID-19 de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero
El viceconsejero de Salud Pública y Plan COVID-19 de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero - EUROPA PRESS/R.Rubio.POOL - Europa Press

Sobre la adopción de nuevas medidas en Semana Santa, fijará su decisión en función del informe definitivo el miércoles en el Consejo Interterritorial

MADRID, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

El viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19 de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero, ha explicado este viernes que la región rechaza el cierre perimetral de cara a Semana Santa tanto por "experiencia" como por "una razón demográfica", puesto que "la movilidad en una única provincia genera demasiado contacto social".

Así lo ha manifestado al ser requerido en la rueda de prensa semanal para evaluar la situación epidemiológica de la región sobre el rechazo a este cierre de cara a Semana Santa. Zapatero ha indicado que "la experiencia" de la Comunidad de Madrid con el cierre perimetral no ha sido positiva, "porque no son iguales todas las comunidades".

En este punto ha apuntado que "Madrid tiene casi 7 millones de habitantes" y que "la movilidad en una única provincia genera demasiado contacto social". "Con el cierre perimetral, en Madrid los casos subieron. Vista la experiencia no nos parece que sea una medida que ayude a controlar la pandemia", ha añadido.

Siguiendo esta lógica, ha explicado que si se impide "que la gente se mueva fuera, se mueve dentro, y si se acota el espacio del toque de queda, se dan grandes acumulaciones en el tramo horario". "Nos basamos en experiencia previa y en situación demográfica", ha apostillado.

UN MES CON TODOS LOS INDICADORES A LA BAJA

Sobre la adopción de nuevas medidas de cara a Semana Santa, la Comunidad de Madrid fijará su decisión en función del informe definitivo el miércoles en el Consejo Interterritorial.

Por otro lado, Antonio Zapatero ha puesto en valor la "tendencia descendente" de contagios en la región, con "un mes con todos los indicadores a la baja". En el último informe semanal, del 22 al 28 de febrero, hubo una disminución de casos del 23 por ciento respecto a la semana anterior.

La incidencia se sitúa ahora en 245 casos por 100.000 habitantes, 60 puntos menos respecto a hace una semana, "cuando la incidencia estaba en 305". Hay 2.262 pacientes ingresados, 1.749 en planta y 514 en UCI, en total 334 pacientes menos que la semana pasada.