Actualizado 16/03/2020 14:32:56 +00:00 CET

Madrid retira los patinetes de la ciudad y reduce a la mitad los taxis mientras dure el estado de alarma

Un patinete eléctrico aparcado frente a unos taxis en las inmediaciones de la Puerta del Sol de Madrid.
Un patinete eléctrico aparcado frente a unos taxis en las inmediaciones de la Puerta del Sol de Madrid. - Eduardo Parra - Europa Press - Archivo

MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Madrid ha retirado temporalmente las autorizaciones a las 14 empresas de patinetes que operan en la ciudad ya que, al tratarse de vehículos compartidos como BiciMad, pueden constituir una fuente de contagio, así como ha reducido al 50 por ciento el servicio de taxis.

Las diferentes empresas ya están procediendo a la retirada de los patinetes de las calles. "Ninguna ha puesto objeción ante la medida; de hecho, alguna de ellas ya los había eliminado de la vía pública este fin de semana por su propia voluntad", han manifestado fuentes municipales.

Así, el área de Medio Ambiente y Movilidad, ha aprobado un nuevo Decreto extraordinario para disminuir la expansión del Covid-19.

Dicho decreto establece que de un día libre que actualmente tienen a la semana los taxistas, según recoge la Ordenanza Reguladora del Taxi, pasan a tener dos o tres.

Además de sus libranzas habituales podrán prestar servicio los días pares las licencias pares y los días impares las licencias impares. Los fines de semana en lugar de 16 horas pueden prestar servicio 8 horas. Los eurotaxis pueden funcionar todos los días para atender a los colectivos más vulnerables.

Además, la Empresa Municipal de Transportes (EMT) no reducirá el número de autobuses con el objetivo de evitar aglomeraciones y que se pueda guardar la distancia de seguridad en los mismos, han informado fuentes municipales a Europa Press.

"Esta decisión se adopta para que los usuarios puedan mantener la distancia de seguridad establecida en el interior de los vehículos y evitar aglomeraciones de gente", ha apuntado estas mismas fuentes. Todo ello después de que el Gobierno central decretara recortar al menos a la mitad la circulación de los autobuses interurbanos de línea en todo el país.