Los madrileños podrían reducir un 28,5% sus facturas energéticas si aplican mejoras en sus hábitos y en equipamiento

El director general de la Fundació Naturgy, Martí Solà.
NATURGY
Publicado 19/12/2018 13:58:58CET

MADRID, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los hogares madrileños podrían reducir un 28,5 por ciento sus facturas energéticas si aplican mejoras en sus hábitos y en equipamiento, según los resultados de la última edición del Índice de Eficiencia Energética en el Hogar de la Fundación Naturgy.

Esta disminución permitiría un ahorro económico de 620 millones de euros al año en la región, al tiempo que se evitaría la emisión de casi 2,2 millones de toneladas de CO2, calcula la entidad.

En cuanto a los hogares españoles, el ahorro podría ascender al 27,4 por ciento con las mejoras en hábitos y en equipamiento, lo que equivaldría a 4.352 millones de euros al año.

En total, a nivel nacional, se evitaría la emisión de 14,7 millones de toneladas de CO2, las mismas emisiones que realizan 4,8 millones de turismos al año, el 21 por ciento del parque móvil existente en España.

Así, la energía susceptible de ser ahorrada representa casi 50.000 gigavatios hora (GWh), el equivalente al 18 por ciento de la demanda eléctrica total de España en 2017.

El director general de la Fundación Naturgy, Martí Solà, señaló que con esta nueva edición del estudio "se constata que la eficiencia y el ahorro energético están cada vez más presentes en nuestra vida cotidiana".

El índice también refleja que los hogares españoles tienen un mayor potencial de ahorro energético en equipamiento (43,3%) y en calefacción (25,3%), siendo inferiores los porcentajes en iluminación (20%), aire acondicionado (18,3%) y agua caliente (13,7%).

Asimismo, el estudio de la Fundación Naturgy contiene un Índice Global de Eficiencia Energética Nacional, que evalúa el equipamiento, control, mantenimiento y cultura de los hogares en una escala del 0 al 10.

En esta edición, el índice se sitúa en 6,46 puntos, un 1,1 por ciento más que en la pasada edición y que supone la primera vez desde 2011 que este indicador registra una mejora.

Las medidas que más han mejorado son la utilización de programas cortos de lavado, el incremento de bombillas eficientes y el aumento de conocimiento de ahorro por ajuste de potencia, aunque destaca que todavía queda recorrido en los equipos en 'stand by', la reducción de salida de aire en las ventanas o la utilización simultánea de electrodomésticos.

Asimismo, constata que las bombillas 'led' ya son las más habituales en las viviendas españolas (39%), seguidas de las de bajo consumo (34%), halógenas (12), incandescentes (9%) y fluorescentes (5%).

COMUNIDAD VALENCIANA Y CATALUÑA, LAS MÁS EFICIENTES

Por Comunidades Autónomas, la Comunidad Valenciana, con una puntuación de 6,61, es la más eficiente, seguida de Cataluña (6,57), Cantabria (6,52), Andalucía, Aragón y Murcia, con 6,5.

Mientras, Canarias (6,01), Navarra (6,23), Asturias (6,23), Baleares (6,31) y La Rioja (6,34) son las comunidades con los hogares menos eficientes.

La Comunidad de Madrid se sitúa en la media nacional y su índice se ha incrementado en 6,94 por ciento desde 2004.