Maestre critica los recursos de distracción de Cs ante un 'pacto a la madrileña' con la "extrema derecha homófoba"

VÍDEO: Maestre dice convenio Berrocales se aprobó en Junta y que luego "cada uno hace con su voto lo que cree legítimo"
AYUNTAMIENTO DE MADRID - Archivo
Publicado 14/06/2019 9:54:03CET

Ese pacto incluye, a diferencia de lo que ocurrió en la Junta de Andalucía, las reivindicaciones de Vox desde "el primer momento"

MADRID, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

La número tres de Más Madrid en la capital, Rita Maestre, ha cargado contra lo que ha denominado "recursos de última hora de Cs" --en referencia a la propuesta de los naranjas a una Alcaldía alterna entre Begoña Villacís y José Luis Martínez-Almeida-- para "distraer la atención" de un 'pacto a la madrileña' con la "extrema derecha homófoba, machista y racista" que está "hecho desde el primer momento".

En declaraciones a TVE, recogidas por Europa Press, la concejala electa cree que la propuesta lanzada ayer por Cs busca "distraer la atención" y "ocultar" que PP, la formación naranja y Vox "votarán la investidura y un proyecto político" y en unas semanas ocurrirá lo mismo en la Comunidad porque todo responde a "un pacto hecho desde el primer momento".

Maestre recuerda que el bloque progresista tendió la mano a Cs para que Vox "no determinara gobiernos" pero la formación naranja "tiene elegido su voto desde el primer momento". Cree que lo que mañana se constatará en el pleno de investidura en el Ayuntamiento será "un pacto a la madrileña que, a diferencia de lo que ocurrió en la Junta de Andalucía, incluye desde el primer momento las reivindicaciones de la extrema derecha".

"Ahora Vox exige su lugar desde el primer momento y obligará a sus socios a sentarse como lo que son, socios", ha espetado la número tres de Más Madrid, que ha añadido que en Cs han tratado de evitar esa imagen pero la realidad es que "están pactando gobiernos con la extrema derecha".

Ante las exigencias de Vox habrá que ver "el margen de cesión de PP y Cs", Maestre ya advierte de que la sociedad civil "progresista" pondrá encima de la mesa una "respuesta democrática y fuerte porque hay cuestiones, como los derechos LGTB o los de las mujeres, en los que no se dará un paso atrás".

Contador