Un maltratador acepta 13 años de cárcel tras admitir que quiso matar a su pareja con una escopeta de caza

Publicado 09/10/2019 11:52:42CET
Fachada de la Audiencia Provincial de Madrid ubicada en la Calle Santiago de Compostela, 96, Madrid.
Fachada de la Audiencia Provincial de Madrid ubicada en la Calle Santiago de Compostela, 96, Madrid. - Eduardo Parra - Europa Press - Archivo

MADRID, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un maltratador reincidente ha aceptado este miércoles una condena de trece años frente a los dieciocho que le pedía el fiscal al reconocer ante el tribunal enjuiciador de la Audiencia de Madrid que trató de acabar en diciembre de 2016 con la vida de la que fuera su compañera sentimental, algo que ya lo había intentado en otras ocasiones.

Tras reconocer los hechos, el abogado defensor, el fiscal y la acusación particular han alcanzado un acuerdo de conformidad para la reducción de la pena. De este modo, será penado con once años y tres meses de cárcel por el delito de tentativa de asesinato; nueve meses de prisión por tenencia ilícita de armas; y un año de cárcel por quebrantamiento de condena.

Según el fiscal, el acusado convivió por su pareja durante seis años hasta finales de 2014, aunque con posterioridad se vieron "ocasionalmente" en la residencia del acusado. Así, el 1 de diciembre de 2016, durante una de estas visitas, el agresor se escondió en una habitación y esperó a que llegara la víctima.

Cuando la mujer entró a la vivienda, fue a la cocina a beber un vaso de agua y al salir de la misma se encontró con el acusado que portaba una escopeta de caza. Acto seguido "y con la intención de acabar con la vida" de la mujer le disparó mientras decía 'Ya te he matado hija de puta'.

Pese a todo, la agredida trató de huir de la habitación principal "cayendo al suelo e intentado levantarse" mientras el acusado continuaba diciendo 'Tranquila, ya te he matado, de ésta no te escapas', 'Ya hemos terminado, aquí acaba todo'. Minutos más tarde, gracias a que el acusado se desmayó, la mujer consiguió huir y pedir ayuda en la calle.

El acusado ya había sido condenado en 2014 por un delito de asesinato en grado de tentativa al haber tratado de acabar con la vida de la mujer y, a pesar de todo, "decidió nuevamente, acabar con la vida de ésta, actuando con ánimo de hacer prevalecer su voluntad y dominación y como manifestación de su poder de control sobre la vida" de la víctima. El acusado se encuentra privado de libertad desde el 15 de diciembre de 2016.

Contador