Actualizado 03/02/2012 15:44 CET

El Marañón y el Clínico se unen a 'netGEICAM', red de hospitales para estudiar el cáncer de mama en fases precoces

Hospital Gregorio Marañón
EUROPA PRESS

MADRID, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (GEICAM) ha creado 'netGEICAM', la primera red de hospitales de excelencia españoles para fomentar los estudios clínicos en fases precoces con el objetivo de hallar nuevos tratamientos contra esta enfermedad, red en la que se encuentran el Gregorio Marañón y el Clínico san Carlos.

"Con esta iniciativa pionera en nuestro país pretendemos promover la investigación clínica no solo en cáncer de mama, sino en una enfermedad, como es el cáncer, que cada día afecta a más personas, pero de la que cada vez tenemos más información lo que permite contar con tratamientos más específicos y eficaces", ha explicado la directora científica de GEICAM, la doctora Eva Carrasco.

Esta experta ha reconocido que, pese a la "gran inversión" que requieren los ensayos clínicos su puesta en marcha es "clave". "No debemos olvidar que el 80 por ciento del aumento de la esperanza de vida de la población se debe a las aportaciones de la investigación clínica", ha recordado.

En este sentido, NetGEICAM ha puesto en marcha un estudio fase I/II en pacientes con cáncer de mama HER2 positivas y está previsto que, a lo largo de este año, se inicie otro en fase I en pacientes hormonodependientes que han recibido tratamiento previo con un inhibidor de la aromatasa.

Los hospitales que forman parte de esta iniciativa son el Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña; los hospitales Gregorio Marañón y Clínico San Carlos de Madrid; el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla; el Hospital Virgen de la Victoria de Málaga; el Instituto Valenciano de Oncología (IVO); los hospitales Clínic y del Mar de Barcelona y el Instituto Catalán de Oncología de l'Hospitalet (ICO).

Por último, desde la GEICAM han advertido de la importancia de seguir investigando como única vía para alcanzar la curación de este enfermedad y ha recordado a la Administración la necesidad de que estos grupos cooperativos cuenten con una acreditación equiparable a la de otros centros de investigación públicos.