El Mercado de San Miguel renueva su propuesta gastronómica con chefs de renombre tras diez años de actividad

Publicado 24/09/2018 16:15:50CET

MADRID, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Mercado de San Miguel ha renovado su propuesta gastronómica después de 10 años de actividad incluyendo propuestas de chefs de renombre y una reforma de buena parte de los puestos que ya conformaban el mercado, ha informado el mercado en un comunicado.

En el nuevo Mercado de San Miguel, que seguirá conservando los rasgos distintivos de todo mercado tradicional, se pueden degustar los helados artesanos y naturales del chef con 3 estrellas Michelin Jordi Roca.

Se desconoce por el momento si el pequeño de los hermanos Roca, que se ocupa de la cocina dulce del restaurante Celler de Can Roca desde el año 2000, se atreverá con alguna elaboración en forma de helado dedicada a Madrid, una de sus señas de identidad.

De conquistar los paladares más exigentes a base de arroces tradicionales se encarga ya el chef con estrella Michelin Rodrigo de la Calle, icono de la revolución verde y creador del concepto gastrobotánica.

El madrileño, que ha estrenado recientemente El Invernadero, ofrece en su puesto del Mercado de San Miguel una amplia variedad de raciones y tapas que contemplan desde la paella valenciana hasta el arroz negro, pasando por la paella de verduras, la de marisco e incluso la fideuá.

Otro de los grandes nombres del nuevo Mercado de San Miguel corresponde al chef con 4 estrellas Michelin Ricardo Sanz, responsable del que muchos consideran el mejor sushi de Madrid y que ahora estará al frente de Kirei by Kabuki. Muy pronto podrán degustarse en su puesto del mercado varios platos con los sushis y sashimis como protagonistas, aunque también habrá un amplio abanico de sopas, pastas y parrilla japonesa.

Por su parte, el chef poseedor de 1 estrella Michelin Roberto Ruíz, al frente de Tacos, Margaritas y Punto, rendirá un sincero homenaje a su México natal a base de tacos y margaritas.

Grupo Arzábal (Iván Morales y Álvaro Castellanos) se ocupa ahora de las dos barras centrales del mercado. Aquí el protagonista es el tapeo castizo basado en el recetario madrileño, usando siempre para sus elaboraciones productos estacionales y de la mejor calidad. Además, ponen a disposición de los usuarios, en formato carrito, sus afamadas croquetas: de bacalao, gamba, boletus, Idiazábal o jamón ibérico.

Dentro de esta primera tanda de aperturas también se encuentra Ahumados Domínguez, una marca con más de 60 años de trayectoria, que ha decidido apostar fuerte por el salmón, a quien han otorgado un papel predominante ofreciéndolo en diferentes formatos como bagels o hamburguesas. Al igual que Café Negro, que incluyen dentro de su oferta, además de su café de la casa 100% arábica y otras especialidades, café nitrogenado.

RECORRIDO POR LA COCINA ESPAÑOLA

El Mercado de San Miguel, desde hace ahora 10 años, permite a sus visitantes realizar un recorrido por la cocina española dentro de sus cuatro paredes.

En ese sentido, lo más selecto de nuestra huerta se ve representado en el puesto de Felixia, donde las frutas y verduras son las protagonistas de sus ensaladas, bowls y zumos saludables.

El histórico Casa Lhardy, por su parte, se encarga de elaborar algunos de los platos más representativos de la cocina madrileña, siguiendo el recetario tradicional del establecimiento situado en la Carrera de San Jerónimo y fundado en 1839.

El stand de Carrasco Guijuelo se erige en el centro del mercado como el templo del jamón ibérico, cediendo gran parte del protagonismo a uno de los productos más apreciados fuera de nuestras fronteras. No obstante, también forman parte de su oferta la paleta o el lomo. Del mismo modo, las carnes de razas autóctonas españolas se encuentran expuestas en Raza Nostra, empresa madrileña que lleva trabajando desde hace más de 40 años carnes exclusivas de ternera, vaca, buey, cerdo y cordero.

En cuanto al queso, uno de los productos más representativos de nuestra gastronomía, cabe mencionar que Mya Valdalos es un puesto hecho a medida para los amantes de los quesos, tanto nacionales como de importación. En su interior se pueden degustar distintas tapas con quesos de todo tipo (curado, viejo, varias D.O.P, etc.), además de poder adquirirlos para llevar a casa. Mozheart, en cambio, está especializado en mozzarella, ricota y burrata fresca, unos tipos de queso que combinan con pesto, tomate o albahaca para elaborar distintas tapas.

Por su parte, los pescados y mariscos siguen ocupando una parte importante de la oferta del mercado. Esto es posible gracias a puestos como el de Morris, especializado en mariscos frescos y de calidad traídos diariamente de las costas gallegas.

Por su parte, El Señor Martín ha conseguido hacerse un nombre dentro del mercado gracias a sus cucuruchos de pescaíto frito (boquerones, calamares, cazón). Y algo parecido ocurre con Daniel Sorlut y sus ostras "claires", que son ya toda una institución en la capital.

Además, La Casa del Bacalao pone a disposición de los usuarios una amplia variedad de tapas elaboradas con ahumados, salazones y conservas de pescado. Por último, Crab Crab Crab se convierte en un monográfico en torno al cangrejo, producto que combinan con surimi, wakame, genjibre o huevas de lumpo, entre otros alimentos.

El toque más dulce al mercado lo aporta el Horno de San Onofre, que es sinónimo de tradición pastelera y cuenta con una carta compuesta por una amplia variedad de productos de repostería, bollería, panadería y bombonería. La Yogurtería, por su parte, nos permite elegir entre varios toppings (frutas frescas, mermeladas, mueslis y chocolates) para mezclarlos con su yogur helado, elaborado artesanalmente.

Además de las barras mencionadas más arriba, el que visita este espacio puede acceder a una amplia selección de vinos en El 19 de San Miguel o Pinkleton & Wine. En este último caso, además de vino tinto o blanco, se pueden degustar cavas, champagnes y otras bebidas espirituosas.

El rincón especializado en vinos de Jerez se llama The Sherry Corner y en él conviven distintas referencias de moscatel, amontillado, oloroso y Pedro Ximénez. Por su parte, los amantes del vermut tienen en La Hora del Vermut el lugar idóneo para disfrutar del aperitivo, ya que pueden combinar esta bebida con diferentes tipos de encurtidos.