5 de abril de 2020
 
Actualizado 17/01/2007 12:52:23 +00:00 CET

El metro ligero a Sanchinarro y Las Tablas, que los conectará en 15 minutos con Plaza Castilla, está ejecutado en un 93%

Aguirre critica al Gobierno por no dotar de tren a la T4 de Barajas y dejar a Madrid fuera del diseño de las inversiones de Cercanías

MADRID, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

El metro ligero que dará servicio a los PAU's de Sanchinarro y Las Tablas, situados en la zona norte de la capital, ya tiene ejecutada en un 93 por ciento la obra civil, de forma que estará en funcionamiento antes de que termine el próximo mes de mayo.

Son más de 42.000 personas las que se beneficiarán de esta nueva infraestructura de transporte, gracias a la cual llegarán a Plaza Castilla en poco más de 15 minutos. Esta línea tendrá una longitud de casi 5,5 kilómetros y nueve estaciones --cinco de ellas subterráneas y el resto, en superficie-- que darán servicio además a los barrios Virgen del Cortijo, la urbanización 'Isla de Chamartín' y a los vecinos del final de la calle Arturo Soria.

Cuando se ponga en marcha, la próxima primavera, conectará con las líneas 1 y 4 del metro convencional y con Metronorte, aunque "en el futuro" también permitirá una conexión con Arroyo Fresno y Montecarmelo y con el tren de Cercanías que llegará hasta la Terminal 4 del aeropuerto de Barajas. Así lo explicó hoy la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, en el transcurso de una visita a las obras de esta línea de metro ligero, ocasión que aprovechó para volver a criticar al Gobierno de la Nación por no haber dotado ya de servicio ferroviario a la nueva terminal del aeródromo madrileño, una carencia que le "disgusta".

"El metro llegará a la T-4 antes de que finalice mayo de 2007 y, sin embargo, el tren de Cercanías, al que el Gobierno está obligado por ley a poner en funcionamiento en todas las grandes infraestructuras, como es el aeropuerto de Barajas, no está previsto que comiencen sus obras hasta el año 2011", advirtió.

En este contexto, Aguirre reprochó al Ejecutivo central que Cercanías "además de no dar participación a la Comunidad de Madrid en el diseño de sus inversiones, como se comprometió conmigo a hacer el presidente Rodríguez Zapatero hace ahora tres años, no invierte en Madrid".

TRANSPORTE SEGURO, LIMPIO Y SILENCIOSO

Durante su comparencia ante la prensa, la presidenta autonómica apostó por el metro ligero por ser "una modalidad de transporte accesible, seguro, limpio y silencioso", y recordó cómo ya funciona en varias ciudades españolas y europeas. Incidió especialmente en el hecho de que este medio de locomoción circule por una plataforma exclusiva, lo cual "mejora sustancialmente la seguridad, la velocidad y las frecuencias de viaje".

Esta actuación supone una inversión total de 262,3 millones de euros de los que 23,5 millones se han destinado ya a la adquisición de material móvil. En este punto, Aguirre dijo que los trenes tienen una capacidad de 152 viajeros, pero que puede ser doblada "si la demanda así lo aconseja".