Metro registró un desfase en sus frecuencias durante varias fechas de diciembre aunque asegura que cumple casi al 100%

Uno de los trenes de Metro de Madrid
METRO DE MADRID
Actualizado 23/12/2018 11:32:48 CET

MADRID, 23 Dic. (EUROPA PRESS) -

Metro de Madrid registró durante varias jornadas del mes de diciembre y en franjas concretas de mañana y tarde (en periodos de hora punta) un desfase entre los trenes previstos y los que circularon realmente, aunque la compañía asegura que cumple en un 99,4 por ciento las frecuencias fijadas.

Según la tabla de trenes previstos y los vehículos que efectuaron parada en el final de línea, a los que ha tenido acceso Europa Press, se produjo un descenso durante varias jornadas y en diversas franjas horarias.

La línea 2 fue la más perjudicada a esa hora y en esa fecha con un 65 por ciento de cumplimiento de la tabla estimada y la circulación efectiva. En la línea 8 fue del 80 por ciento, en la línea 10A un 95,2 por ciento y en la línea 6 un 75 por ciento.

Así, en el pasado 13 de diciembre sobre las 14.30 horas había 245 trenes previstos en circulación y llegaron a final de línea 206 unidades o composiciones (que articula varios coches), lo que supone un descenso de 39 unidades.

Situación similar tuvo lugar el 21 de diciembre antes de las 9.30 horas donde había una estimación de 319 unidades y finalmente recalaron a final de línea 278, lo que supone una caída de 41 vehículos.

El cumplimiento en las diferentes líneas varía, dado que en la línea 1 se alcanzó un 83,3 por ciento, en la línea 3 un 82,5 por ciento, en la línea 4 un 73,1 por ciento y en la línea 7 un 68,4 por ciento. Por otro lado, en la línea 10 se alcanzó un 91,1 por ciento mientras que en Metro Sur, línea 10B y la 11 se alcanzó un cien por cien.

Por otro lado, el viernes 7 de diciembre fue la jornada con mayor desfase de trenes estimados y en circulación, con 77 unidades menos de las 269 previstas sobre las 14.30 horas. La 1, 2 y 3 se movieron en un grado de cumplimiento entre el 75 y el 78 por ciento. Mientras, la 4 y 5 se quedaron en esta franja en un 66 por ciento, la 7a tuvo un 58,8 por ciento y la 9B un 57,1 por ciento.

En esa misma franja horaria pero el miércoles 12 de diciembre, estaban previstos 245 trenes pero se registraron a final de línea 39 vehículos menos (204). La L7 y la L8 se movieron en un 70 y 73 por ciento mientras que la L9B alcanzó un cumplimiento del 108 por ciento (más trenes sobre los pervistos. La L11 se movió en ese horario en un 75 por ciento, la L2 en un 90 por ciento, la L4 en un 88 por ciento y la L6 en un 82 por ciento.

Diversos sindicatos de metro de Madrid aseguraron también que en noviembre no se cumplieron durante fechas señaladas las tablas de trenes del suburbano en diferentes proporciones. Aluden a la falta de plantilla, la escasez de trenes y la paralización de unidades por presencia de amianto como causa de reducción de frecuencias y aumento de aglomeraciones.

De hecho, el Sindicato de Maquinistas de Metro de Madrid ha emprendido en el mes de diciembre diversas jornadas de paros parciales contra la gestión de la compañía ante la presencia de amianto y para protestar por la falta de plantilla.

Por su parte, desde la compañía han aseverado que los datos de tablas en una hora específica no reflejan la situación real del servicio, dado que recogen solo una foto "fija" y que no tiene en cuenta diversas circunstancias del servicio.

Así, detallaron recientemente a Europa Press que se cumplen las tablas fijadas y que durante el día se producen incidencias puntuales que implican alguna demora de un par de minutos. Pese a que el tren recala luego al final de la línea, se computa en la franja posterior (una media hora después). En consecuencia, el tren ha circulado pero no se computa en el momento que está previsto.

Desde el suburbano también aseguraron que Metro no sufre una carencia de trenes y se presta un servicio "dimensionado" a la demanda real que existe de usuarios. En este sentido, en diciembre se reforzaron las frecuencias con motivo de la Navidad en relación al mes anterior, donde también se dio respuesta a la demanda de viajeros con "normalidad", explicó recientemente el consejero delegado de la empresa, Borja Carabante.

Según detallaron desde Metro, la empresa cumple con el 99,4 por ciento del servicio previsto en las tablas. Así, de enero a noviembre y según las tablas previstas, el conjunto de trenes del suburbano debería haber realizado 1.289.276 horas de servicio, y prestó de manera efectiva un total de 1.281.518 horas.

Es decir, respecto a las tablas previstas se dejaron de dar 7.758 horas de servicio, lo que equivale apenas a un 0,6 por ciento sobre lo previsto", enfatizan desde la compañía.

Carabante explicó recientemente en la comisión de investigación sobre la presencia del amianto que "por prudencia" se han paralizado unos 40 trenes con pintura bituminosa aislante que contiene amianto, pese a que en el metropolitano de Barcelona sí circulan.