Actualizado 26/09/2012 22:15 CET

Momento de tensión en Neptuno después de que los manifestantes cortaran el tráfico en el Paseo del Prado

Neptuno en la manifestación del 26-S
EUROPA PRESS

MADRID, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

Un nuevo momento de tensión se ha vivido este miércoles después de que los manifestantes convocados por la coordinadora 25-S que se encontraban pegados a la fuente de Neptuno hayan cruzado la calle para unirse al resto de congregados junto a las vallas desplegadas por la policía al inicio de la Carrera de San Jerónimo, cortando el tráfico en el Paseo del Prado dirección Atocha.

Hasta ese momento, los manifestantes estaban separados en dos grupos, uno junto a la fuente de Neptuno y otro en la acera del Museo del Thyssen y el inicio de la Carrera de San Jerónimo, custodiados ambos por sendos cordones policiales con objeto de dejar libre el paso del tráfico en el lateral del Paseo del Prado, a la altura de la plaza Cánovas del Castillo.

En torno a las 20.00 horas, los congregados junto a las vallas que impiden el paso hacia la Cámara Baja han comenzado a reclamar al otro grupo que rompieran el cordón policial para unirse ambos sectores, algo que han hecho reviviendo momentos de tensión entre los policías, que no tenían los cascos de antidisturbios en ese momento, y que se quedaron aislados y rodeados entre manifestantes.

Algunos de estos 'indignados', seguidos por una nube de fotógrafos y periodistas, se han encarado con los policías al grito de "no tenemos miedo", "fuera, fuera". Éstos han respondido reculando, al tiempo que daban algún porrazo aislado a los manifestantes que más se aproximaban a ellos con tono reivindicativo.

La Policía ha sido objeto, junto al Gobierno, de la mayoría de los gritos de los manifestantes. Uno de los más repetidos por la multitud es "los encapuchado son la Policía", en referencia a los sucesos vividos el día anterior que terminaron con repetidas cargas policiales y el enfrentamiento entre manifestantes y agentes, llevado incluso al interior de la estación de Atocha.