Los obras en la A-2 obligan a desviar el tráfico de la incorporación de la calle Alcalá hasta el 15 de noviembre

Actualizado 26/07/2009 14:18:11 CET

MADRID, 26 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las obras que el Ministerio de Fomento está llevando a cabo en la Autovía A-2 del Nordeste, en el tramo que comprende la conexión entre la calle de Alcalá y la avenida de Logroño y las vías de servicio entre los puntos kilométricos 5.300 y 10.200, de modo que la incorporación de los vehículos desde la calle de Alcalá a la A-2 se desplaza unos 300 metros en sentido Barcelona.

Así, el Ayuntamiento desviará el tráfico en la vía de servicio de la margen derecha de la A-2 sentido Madrid. La circulación discurrirá por las calles Mequinenza y Cartago a partir del día 1 de agosto hasta el 15 de noviembre.

La vía de servicio queda con ambos carriles de sentido salida de Madrid hasta la calle Mequinenza. El tráfico de entrada a Madrid procedente de Ciudad Pegaso se desviará por la calle Mequinenza y la calle Cartago, y desembocará en la calle de Alcalá como actualmente esta dispuesto.