Una placa en Callao recuerda desde hoy al policía Jesús Rebollo, asesinado por ETA, para "que no haya olvido"

Homenaje a Jesús Rebollo García, asesinado por ETA
AYUNTAMIENTO DE MADRID
Actualizado 13/11/2018 14:15:43 CET

MADRID, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

Una placa en la plaza de Callao recuerda desde este martes al policía municipal Jesús Rebollo García, asesinado por ETA el 19 de junio de 1995, para "reconocer el derecho a la memoria y a que no haya olvido", ha declarado el delegado de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, acompañado por miembros de todos los partidos de la Corporación, familiares del agente y antiguos compañeros.

El agente fue asesinado con una explosión de un coche bomba cargado con 60 kilos de amosal. Tenía 39 años y un hijo, David, de 17 meses. Jesús Rebollo García formaba parte de un cordón de seguridad montado tras recibirse un aviso de bomba en las inmediaciones de la FNAC. El policía, que estaba a unos 100 metros del epicentro de la explosión, cayó alcanzado por un trozo de hierro desprendido de una papelera. Murió en el Hospital Clínico una hora después.

Su hijo David le ha recordado hoy, 23 años después. Ha señalado que siente una "gran admiración" por su padre, que con su trabajo ayudaba a "hacer un mundo mejor". "Ayudaba a los demás sin prejuicios, cosa que hoy carece el mundo", ha declarado.

El policía municipal Jesús García Rebollo, casado y padre de cuatro hijos, ingresó en el cuerpo de Policía Municipal de Madrid con 24 años. Llevaba 15 años prestando servicio en el Ayuntamiento de Madrid, durante los cuales había conseguido tres menciones honoríficas, incluidas la Medalla de Policía Municipal y el Galón de mérito.

La placa es un compromiso adquirido por la Corporación en 2014, con un gobierno presidido por Ana Botella. El texto --'Aquí fue asesinado por la banda terrorista ETA Jesús Rebollo García el día 19 de junio de 1995. Verdad, memoria y justicia'-- fue consensuado por todos los partidos de la Corporación, al igual que la imagen, que sólo cuenta con el escudo del Ayuntamiento de Madrid.

El acuerdo del Pleno de 28 de mayo de 2014 decidió por unanimidad colocar placas conmemorativas en lugares de la ciudad de Madrid en los que se hubieran producido atentados terroristas con resultado de muerte.

Este reconocimiento sirve como homenaje a las víctimas de las violencias terroristas que han azotado la ciudad de Madrid en las últimas décadas. Distritos como Centro, Carabanchel, Arganzuela o Salamanca, entre otros, sufrieron una gran parte de los atentados.

Contador