Plataforma por Madrid Central cree que suspenderla puede ser prevaricación y no descartan ir a UE y a Justicia española

Actualizado 24/06/2019 12:47:56 CET
Nace la plataforma por Madrid Central
Nace la plataforma por Madrid CentralEUROPA PRESS

MADRID, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las cientos de organizaciones que integran la Plataforma de Defensa de Madrid Central coinciden en que suspender esta zona de bajas emisiones --el nuevo Gobierno municipal ya ha anunciado la suspensión de las multas desde el 1 de junio-- no sólo es "irresponsable e inmoral" sino "hasta prevaricador" y, en función de los pasos que el Ejecutivo finalmente dé, no descartan "ir a la Unión Europea y a los tribunales españoles".

En una rueda de prensa a la entrada del Palacio de Cibeles, donde algunos de los miembros de la plataforma han acudido con camisetas que están elaborando artesanalmente con lemas como 'Mi futuro pasa por Madrid Central', han pedido no sólo que se mantenga la zona de bajas emisiones sino que se expanda a otros puntos de la ciudad.

Paco Segura, desde Ecologistas en Acción, ha puesto el acento en que no sólo se dejará de multar desde el 1 de julio sino que "también se van a abolir de paso las cuatro APR existentes", de modo que "no habrá ninguna restricción y va a ser volver a la ley de la selva de hace unos años".

La primera medida que ha tomado la plataforma ha sido registrar este lunes una petición urgente de reunión con el alcalde, José Luis Martínez Almeida, además de con el resto de formaciones, y convocar una manifestación antes de que comience la suspensión temporal de multas hasta el 1 de septiembre. Será el sábado 29 de junio a las 19 horas entre Callao y Cibeles.

"NO HAY OTRO PLAN ALTERNATIVO"

Segura ha declarado que suspenderla es una "medida partidista, a pesar de que se que la ciudadanía claramente está a favor de ella", sumado a que "no tiene una mínima justificación desde el punto de vista científico o técnico". "Han estado mintiendo (en referencia al nuevo Gobierno municipal) con los datos que han dado, no soportan ningún análisis científico y les retamos a que encuentren a algún científico que diga que Madrid Central ha empeorado la calidad del aire porque es todo lo contrario", ha manifestado.

"Y no hay otro plan alternativo", ha añadido el representante de Ecologistas en Acción en la plataforma. En este punto, y después de recordar que las multas empezaron a imponerse desde el 16 de marzo, ha indicado que los datos de contaminación entre enero y marzo, sin multas, eran "un poco peores" que los de otros años, a lo que contribuyó un poderoso anticiclón que dejó sin una gota de lluvia a la ciudad.

Pero aún así los datos registrados de contaminación eran mejores no sólo en Madrid Central sino también en las estaciones de los alrededores. Desde abril, con una climatología más 'normal', la bajada de la contaminación "fue espectacular", igual que en mayo y como demuestran los primeros días analizados de junio.

Eso le ha llevado a tildar de "patraña" el argumento del efecto frontera y ha sacado pecho por otro efecto, el de contagio. Prueba de ello es que los niveles de contaminación han caído hasta un 19 por ciento en estaciones situadas alrededor de Madrid Central, no en la zona de bajas emisiones, y todo porque "la gente ha dejado de usar el coche para la mejora de la salud del resto de la población".

"EL CLIMA ESTÁ CAMBIANDO Y TODOS DEBEMOS EVOLUCIONAR"

Desde la FAPA Giner de los Ríos, que reúne a más de 900 organizaciones, Mª Carmen Morillas ha instado a velar "por la seguridad de los niños y niñas como tarea de todos, independientemente del color políticos de los gobernantes, porque la prioridad es la salud y la seguridad de los menores". "Nuestra sociedad está cambiando, el clima está cambiando y todos debemos evolucionar, dejar que las calles sean de las personas y no de los coches. Queremos coles sin humos y una ciudad para vivirla, queremos decir sí a una ciudad más limpiar y amable, sí a Madrid Central", ha sostenido.

El presidente de la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública, Marciano Sánchez Bayle, ha puesto el foco en que la contaminación "tiene efectos acumulativos y se producen incluso antes del nacimiento, la sufren los no nacidos, como diría Isabel Díaz Ayuso". En la Comunidad la contaminación es "la responsable de más de 5.000 muertes al año, de más de 3.000 hospitalizaciones pediátricas y de cerca de 300.000 consultas pediátricas en la ciudad".

"DE CUÁNTAS MUERTES ESTÁ DISPUESTO A RESPONSABILIZARSE" EL AYUNTAMIENTO

"Tenemos que actuar de manera decisiva por la salud de la población. Es un problema de vida o muerte. Hay que preguntar al Ayuntamiento de cuántas muertes está dispuesto a responsabilizarse", ha lanzado Sánchez Bayle.

La representante de la Asociación Pedalibre, Erica Fernández, ha subrayado que Madrid Central es un "hito en lo que a movilidad sostenible se refiere" porque ha supuesto la reducción del tráfico privado y de la congestión de calles como Gran Vía (casi un 25 por ciento), lo que ha favorecido el aumento de viajeros en transporte público (aumento de viajes en más de 25.000 diarios, según datos de EMT), la pacificación de vías y un impulso a "medios vulnerables por la existencia de tráfico motorizado, como bicis y patinetes", algo que también se traduce en el uso de Bicimad.

El presidente de la Federación Regional de Vecinos de Madrid (FRAVM), Quique Villalobos, al frente de una entidad que reúne a más de 280 asociaciones, ha remarcado que Madrid Central "ha funcionado" porque "ha mejorado la calidad ambiental consiguiendo situaciones en las que se han respirado a diario menos humo y hay menos ruido", junto a "una verdadera posibilidad de caminar por los barrios sin el impedimento continuo de vehículos privados que usan el centro sólo para atravesar de un extremo a otro la ciudad".

EXTENDERSE AL RESTO DE LA CIUDAD

"Por eso debe continuar y debe extenderse al resto de la ciudad con medidas equivalentes porque lo que ha funcionado en el centro tiene que funcionar en el resto de barrios. No es el momento de parar Madrid Central sino de empezar a trasladar estas medidas a otras zonas de la ciudad", ha argumentado.

Laura Martínez es una pequeña comerciante con locales en Malasaña y en el Barrio de las Letras. Tiene claro que Madrid Central "mejora claramente el comercio porque favorece que la gente camine por las calles y de toda la vida un local en calle peatonal ha sido mejor". "Sería una pena que por una cuestión política acabáramos con algo que mejora la ciudad, el bienestar de las personas y el comercio local", ha apuntado.

Cree que "el ciudadano se tiene que ir acostumbrando a este cambio y que quien venía al centro en coche tiene que dejar de hacerlo", como ya ocurrió con el tabaco en los bares, una medida muy contestada en su momento pero que ahora no se puede encontrar "ni hasta un fumador que no esté a favor".

Para leer más