Publicado 24/02/2021 13:59CET

Preocupación entre las familias de Ajalvir por el cierre de la única escuela infantil pública de gestión directa

Archivo - Una escuela infantil
Archivo - Una escuela infantil - EUROPA PRESS - Archivo

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

La decisión del Ayuntamiento de Ajalvir de cerrar a partir de la finalización del presente curso la escuela infantil municipal La Candelaria, la única de gestión pública de la localidad, que cuenta con otra escuela infantil de gestión privada, preocupa a las familias de los niños escolarizados en dicha escuela que no han recibido "ninguna información" sobre el futuro escolar de sus hijos.

Así lo ha manifestado, en declaraciones a Europa Press, una de las representantes de las familias en el Consejo Escolar, Cristina Durán, quien ha cuestionado las declaraciones realizadas en diversos medios de comunicación por el alcalde, Víctor Malo (Agrupación Independiente Ajalvir), que ha garantizado plaza en el primer ciclo de Educación Infantil (de cero a tres años) para todos los vecinos, al considerarlo "inviable".

Según Durán, las familias no saben si el Ayuntamiento pretende reubicar a todos los alumnos de La Candelaria en la escuela infantil pública de gestión indirecta o no, y tampoco les ha comunicado el cierre de su escuela a partir del próximo curso, del cual se enteraron a través de un anuncio publicado el pasado 18 de febrero en Facebook.

"No se nos ha notificado el cierre y tampoco si tenemos plaza ya reservada, no sabemos absolutamente nada", ha recalcado Durán, quien ha insistido en que garantizar la escolarización de todos los niños del municipio con la reducción de plazas que supondría el cierre de una de las dos escuela "es inviable".

Además, ha señalado la escasez de oferta de escuelas infantiles en esta zona de la región, "que tiene un alto índice de población joven". De hecho, según ha explicado, La Candelaria, con 20 años de antigüedad y una "reputación impecable", siempre ha cubierto sus plazas y se han quedado solicitantes en lista de espera, salvo este curso, debido a una "maniobra" del Ayuntamiento, que redujo las plazas con la intención de cerrar un aula y finalmente no lo hizo, por lo que han quedado algunas vacantes.

"Nosotros, como padres, estamos indignados", ha recalcado Durán, quien ha trasladado la reivindicación de las familias de que "los derechos del alumnado no se vean afectados en un organismo público", y de que "se busquen otras alternativas, como crear una mancomunidad educativa".

Y es que, según el comunicado difundido por el Ayuntamiento, "más del 50 por ciento de los niños que se acogen en el curso 20/21 en dicha escuela son de otros municipios de la zona, soportando todos los vecinos de Ajalvir con sus impuestos el coste del servicio educativo".

"Ajalvir con tan solo una escuela infantil cubriría las necesidades de las familias", asegura el Consistorio, que argumenta que el servicio municipal de educación infantil por gestión directa a través de la escuela infantil La Candelaria "está afectando estructuralmente a los recursos económicos y financieros del Ayuntamiento de Ajalvir, no siendo sostenible para las arcas municipales".

En concreto, el Ayuntamiento ha apuntado que el déficit de dicho servicio es de más de 147.000 euros, por lo que "se ve en la obligación" del cierre del centro.

Desde la Consejería de Educación y Juventud de la Comunidad de Madrid han indicado que se trata de una decisión del Ayuntamiento que "se adoptó en Junta de Gobierno y de manera unilateral, puesto que son los propietarios".

"La Comunidad de Madrid tiene en cuenta esta decisión de cara a la oferta de plazas de Educación Infantil para el proceso de admisión que empieza el próximo mes de abril", han añadido.