Publicado 23/06/2020 17:47:18 +02:00CET

El PSOE reclama a Almeida un nuevo centro de salud en Prado 30, la que fuera sede de La Ingobernable

Edificio en la calle de Prado, 30
Edificio en la calle de Prado, 30 - AYUNTAMIENTO DE MADRID - Archivo

MADRID, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Agrupación Socialista de Centro ha reclamado al alcalde, José Luis Martínez-Almeida, un nuevo centro de salud en Prado 30, la que fuera sede del centro social autogestionado La Ingobernable y que ha sido barajada también para ubicar el Museo Judío.

Los socialistas han recordado en un comunicado que dedicar este espacio a albergar un centro de salud fue un compromiso electoral del alcalde. Es lo que reclaman con una campaña en redes sociales con el hashtag #CentroSaludPrado30YA, para que las viejas dependencias sanitarias de la calle Alameda estrenen ubicación.

Tras la concentración realizada ayer por la tarde en defensa de la sanidad pública y en reconocimiento a los profesionales de la Atención Primaria, la Agrupación de Centro ha puesto en marcha esta campaña porque es una "exigencia de vecinal del distrito y del personal del centro sanitario".

Los socialistas ya lo llevaron al último pleno de la Junta de Centro, proposición que fue rechazada con el voto del PP, Cs y Vox. "Estos tres partidos apoyaron seguir adelante con el proyecto del alcalde de ceder el espacio municipal a una entidad privada y no hacer en el edificio una nueva dotación sanitaria de calidad", han lamentado en el PSOE.

Almeida "ha decidido ceder, por un periodo de 50 años, el edificio a una entidad privada cuyo vicepresidente es el exalcalde del PP Alberto Ruiz-Gallardón para construir un museo sin consultar ni al personal sanitario del centro de salud, ni a los vecinos de la zona" cuando "la crisis del coronavirus ha puesto de manifiesto la necesidad de invertir en sanidad pública".

"No deja de ser sorprendente que el alcalde de Madrid, que asegura sentirse mejor alcalde tras la situación vivida, mantenga el viejo centro de salud de la calle Alameda y no lo reubique en el Paseo del Prado, 30, tal como prometió durante la campaña electoral", ha señalado el secretario general de la Agrupación de Centro del PSOE de Madrid, Chema Dávila.

CENTRO DE SALUD TERCERMUNDISTA A METROS DE LOS MEJORES MUSEOS

"La vecindad del Barrio de las Letras tiene que utilizar un centro sanitario tercermundista a escasos metros de los mejores museos del mundo. Sin duda, Madrid no se merece que la nueva normalidad de la ciudad se base en los viejos incumplimientos de la derecha, cuyo objetivo último es convertir el derecho a la salud y la sanidad en un negocio," ha lamentado Dávila.

A su juicio, "el nuevo centro de salud debería ser una de las prioridades en inversiones públicas dentro del marco de reconstrucción económica y social emprendido por el Pleno municipal", más aún, "tratándose de una zona con una población mayor, que requiere de un especial cuidado por parte de las políticas públicas frente a nefastas gestiones como la realizada en las residencias de la Comunidad de Madrid".

Los socialistas de Madrid Centro emprenderán acciones para persuadir al alcalde de esta "privatización encubierta, decidida a dedo, para afianzar los servicios de Atención Primaria y reforzar la sanidad pública madrileña, primera línea de choque frente a posibles rebrotes de la Covid-19.

MUSEO JUDÍO

A mediados de febrero, antes del estallido del coronavirus en la ciudad, la secretaria general técnica de Cultura, Carmen González Fernández, aclaraba en la comisión del ramo que aún no había un acuerdo para la cesión de Prado 30 y que lo único presentado era una memoria de 45 páginas, sin plan museológico ni informe de viabilidad económica.

Fue el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, el que anunciaba el 6 de febrero la posibilidad de que allí se levantara un Museo de Cultura Hispano-Judía vía concesión demanial sobre un inmueble municipal. La Fundación Hispanojudía que está detrás del museo aportaría una inversión de 30 millones de euros ante una hipotética cesión por 50 años del espacio.

En febrero el Ayuntamiento únicamente contaba con un escrito de la fundación manifestando su interés por el inmueble y una memoria del proyecto, de 45 páginas. Después llegaría la incoación del expediente, el requerimiento a la fundación del plan museológico, del proyecto arquitectónico y el plan económico-financiero para determinar su viabilidad.

Contador

Para leer más