La Real Fábrica de Cristales de La Granja se cuela en ARCO para luchar contra la desaparición del sector

Actualizado 10/02/2010 18:13:26 CET

Abre sus puertas a los artistas para que utilicen el cristal en sus obras, como las de Fontana o Plensa que se verán en una exposición

MADRID, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Real Fábrica de Cristales de La Granja apuesta por el arte en vidrio para luchar contra la desaparición del sector y abre sus puertas a artistas nacionales e internacionales, para que utilicen el vidrio en sus obras. Para dar cuenta de la utilidad del cristal en el arte, y en colaboración con el Instituto Berengo de Venecia, presentará en ARCOMadrid 2010 y ART-MADRID una muestra con trabajos de Lucio Fontana, Jaume Plensa o Gloria García Lorca.

'El vidrio se transforma en arte' es el título de la exposición que incluirá también obras de Jean Arp, Tony Cragg, César, Koen Vanmechelen o Arman y que podrá verse desde el 17 al 21 de febrero en el Pabellón 6 de ARCO y ART-MADRID.

La idea de emplear vidrio en arte llega del Instituto Berengo de Venecia que se une a la Real Fábrica para promocionar el vidrio como expresión de las tendencias artísticas contemporáneas. "El cristal no tiene límites", afirmó hoy Francisco Manuel Salazar-Simpson, presidente de la Fundación Centro Nacional del Vidrio, de la Real Fábrica, durante un almuerzo en el que estuvo acompañado por la directora general de esta institución, Áurea Juárez.

Tras el pistoletazo de salida de este proyecto en las ferias de arte, la Real Fábrica empezará a trabajar con artistas que quieran recrear sus obras en vidrio. Antonio López, Ágata Ruiz de la Prada o Gloria García Lorca son algunos de los creadores que ya se han interesado en este proyecto.

UNA ESTRELLA DE 200 KILOS

La Real Fábrica, que elabora lámparas (dos ejemplos de sus piezas son la lámpara del Teatro Real o la de la puerta 52 del estadio de fútbol del Real Madrid) o cristalerías, además de realizar trabajos por encargo, el último la gran estrella de 200 kilos y dos metros de longitud que lucía el árbol navideño instalado por el Ayuntamiento de Madrid en la pista de patinaje de la plaza de Callao, quiere salir de la crisis y dar un empujón al sector del vidrio.

"Queremos rehacer la gama de productos y potenciar la industria del vidrio soplado tradicional, que se está sustituyendo por los países del Este o China", explicó Salazar-Simpson.

La Real Fábrica, que cuenta con una escuela del vidrio (imparte una diplomatura universitaria, que a partir de 2011 será licenciatura y también ofrecerá máster y doctorado), quiere que los alumnos que salgan de sus instalaciones encuentren trabajo con los encargos de obras de arte.

OBRAS ÚNICAS

"El artista que quiera hacer una obra suya en cristal, nos tiene para realizarla", enfatizó el presidente, recalcando que la Real Fábrica se va a dedicar a esta actividad a partir del 21 de febrero. Todavía no está muy clara como se comercializará después la obra ni el tanto por ciento que la Real Fábrica se llevará de la venta de obras. "Serán obras únicas", detalló, aclarando que no quieren vidrieros que hagan arte, sino artistas que encarguen arte en vidrio.

La Real Fábrica tendrá que aumentar "de forma considerable" en 2011 su presupuesto en unos 300.000 euros (cuenta con un presupuesto anual de unos cuatro o cinco millones de euros), como detalló Áurea Juárez. "Queremos construir aquí una especie de Venecia", concluyó el presidente.

Fundada en 1727 por voluntad de Felipe V, la Real Fábrica, situada en la Granja (Segovia), se hizo con el propósito de reducir al mínimo las importaciones de obras de arte que se necesitaban para el adorno de las residencias reales. Por su parte, la Fundación Centro Nacional del Vidrio nació en 1982. Esta institución cuenta con un Museo, las Escuela del Vidrio y un Centro de Documentación.