20 de febrero de 2020
 

Rehabilitado un acueducto y una noria del siglo XVIII en Aranjuez

Actualizado 26/04/2013 17:16:34 CET
Inauguración de la noria
COMUNIDAD DE MADRID

Esta obra permitirá solucionar las necesidades de riego respetando el arbolado y las huertas de la zona

MADRID, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Presidencia, Justicia y portavoz del Gobierno madrileño, Salvador Victoria, la consejera de Empleo, Turismo y Cultura, Ana Isabel Mariño, el secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos, y el presidente de la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT), Miguel Antolín, han inaugurado este viernes la rehabilitación del acueducto y la noria la Azuda de la Montaña en Aranjuez, proyecto que permitirá recuperar el sistema tradicional de riego en esta localidad madrileña.

Para la rehabilitación de la zona se han usado técnicas de arqueología industrial y fotografías del siglo pasado para asegurar que la noria hidráulica fuera idéntica a la original. Además, se ha mantenido la estructura y apariencia del acueducto deteriorado por el paso del tiempo y que desde ahora podrá utilizarse para el riego de las plantaciones de la zona.

Durante el recorrido, Victoria, que estuvo acompañado también por la alcaldesa de Aranjuez, María José Martínez de la Fuente, ha destacado que la restauración "es muy acorde con el entorno y va a permitir a los vecinos y turistas disfrutar de este entorno y jardín, con el contraste de lo antiguo y lo moderno".

El proyecto, que ha contado con el apoyo de la Comunidad de Madrid, se ha llevado a cabo gracias a la colaboración entre Ayuntamiento de Aranjuez y la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT), que firmaron en diciembre de 2006 un Protocolo de Cooperación para la recuperación paisajística y cultural de los sistemas tradicionales de riego en Aranjuez con el objetivo de que quedara integrado armónicamente en el entorno y recuperar su funcionalidad.

El secretario de Estado de Medio Ambiente ha indicado que esta obra, antiguo ingenio hidráulico, "ahora despierta toda nuestra atracción". "Es un modelo muy sostenible de gestión del regadío, ya que no necesita electricidad para salvar el desnivel de esta colina a través de esta forma tan bonita y atractiva a través una rueda de molino. Merecía la pena restaurar esta zona en una ciudad tan bonita y con un patrimonio histórica tan interesante como Aranjuez", ha añadido.

"Hemos tenido que hacer una gran labor de trabajo técnico hidráulico para conseguir que el ingenio reprodujese por completo las condiciones que tenía en origen. No nos hemos apartado ni un ápice del original, ahí ha estado la dificultad", ha añadido el presidente de la Confederación Hidrográfica del Tajo.

Por su parte, la alcaldesa de Aranjuez ha afirmado que se ha tratado de "una recuperación de una infraestructura hidráulica histórica importantísima, fundamental para proceder a la interpretación del paisaje cultura de Aranjuez, declarado patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2001".

"Representa un acto de responsabilidad de las tres administraciones en sus obligaciones para la obligación y restauración del patrimonio histórico. Es una recuperación excepcional, ejemplar y singular", ha reiterado.

MÁS DE 2,3 MILLONES DE INVERSIÓN

La recuperación de la Azuda de la Montaña y su entorno, en cuya obra la CHT ha invertido más de 2,3 millones de euros, se ha llevado a cabo sobre una parcela de 207.216 metros cuadrados y se trata de una obra hidráulica integrada en un entorno singular y un paisaje histórico.

La primera noria data de finales del siglo XVI, reformado a finales del siglo XVIII para convertirse en uno de los sistemas de riego tradicional más notable de Aranjuez. Dejo de dar servicio en 1927. Únicamente se dispone de una imagen de 1902 procedente del álbum guía de Aranjuez, que ha servicio de base para su restauración.

Es una noria hidráulica que consta de una rueda de madera de 14,35 metros de diámetro, una estructura metálica de 12 radios y una estructura secundaria con 48 cangilones que permiten aprovechar el caudal del agua para el movimiento de la azuda.

El acueducto de la montaña sirvió, en su momento, para regar las plantaciones de la finca de la Montaña y la arboleda. Es una construcción de ladrillo rectangular con una longitud de 87 metros y con 12 arcos de medio punto. Tras la restauración, da servicio de riego a las plantaciones autóctonas que se han realizado en este entorno.

Por la complejidad del sistema, la necesidad de mejorar los rendimientos y la inexistencia de documentación o norias parecidas a la Azuda, para su diseño se optó pro discriminar soluciones a través de modelos matemáticos por ordenador en 3D y, ya con la solución suficientemente acotada, reproducirla en un modelo a escala reducida que está expuestos y funcionando en la fuente donde el agua de la noria finaliza su recorrido.

Aún con todo, una vez colocada a escala real se ha reajustado el funcionamiento de la Azuda de la Montaña hacia la solución óptima. Las incertidumbres y los errores que antes se tenían al ejecutar una infraestructura con cierta complejidad, hoy se pueden trasladar a los distintos modelos por ordenador y físicos a escala reducida, lo que permite, junto con la experiencia adquirida, aproximar la solución hasta un límite en el que los errores o imprecisiones se pueden solucionar con sencillos ajustes, según detalla la CHT.

Sobre el entorno, se ha actuado en tres zonas diferenciadas, la zona de la ribera, la zona de cultivo y la zona de talud. Además de reforzar la zona con plantaciones de especies autóctonas, se ha creado una zona recreativa para el disfrute de los visitantes, que conecta las huertas y paseos de Aranjuez con la Azuda.

Además, se han instalado bancos, fuentes y aparcamientos para bicicletas, paneles explicativos de la relación de Aranjuez con el agua u una fuente-maqueta del recorrido del agua en la localidad.

COLABORACIÓN CON EL CANAL

Victoria ha destacado que este proyecto se une a otros que el Canal de Isabel II Gestión desarrolla en la zona de Aranjuez para llevar a cabo una gestión eficaz del agua. Así, por ejemplo, se coordina junto con la Confederación Hidrográfica del Tajo los desembalses del río Jarama para evitar las consecuencias de posibles inundaciones.

Además, según ha señalado, la nueva estación elevadora de Aranjuez, que permite utilizar la tubería de transporte de agua potable Getafe-Aranjuez en sentido contrario, ha mejorado el sistema de abastecimiento de varios municipios de la zona.

Igualmente, está en proceso de ejecución una conexión entre la Estación de Tratamiento de Agua Potable del Tajo, que permitió suministrar a los madrileños agua del Tajo, y la conducción Almoguera-Algodor, cuya titularidad corresponde a la CHT, y que permitirá una segunda toma de agua del Tajo procedente del embalse de Almoguera, lo que se traducirá en un agua de mayor calidad.

Esta obra consiste en el tendido de unos 900 metros de tubería entre ambas infraestructuras y conseguir así un agua de mayor calidad. "Todos estos proyectos permitirán gestionar un recurso tan esencial para los madrileños como es el agua, para garantizar que llegue a todos los hogares de nuestra región y que se pueda seguir consumiendo agua potable de la más alta calidad", ha concluido Victoria.