Rommy Arce no va a dimitir y dice que las protestas de Usera fueron de un grupo de ultraderecha con discurso "xenófobo"

Rommy Arce
AYUNTAMIENTO DE MADRID - Archivo
Publicado 07/09/2018 13:06:23CET

MADRID, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

La concejala-presidenta de los distritos de Arganzuela y Usera, Rommy Arce, ha insistido este viernes en que no dimitirá a pesar de las quejas de los vecinos y ha asegurado que la protesta que provocó suspender el Pleno de Usera durante 20 minutos fue provocada por miembros de extrema derecha que utilizaron un discurso "xenófobo".

Así lo ha sostenido Arce en declaraciones a Telemadrid, recogidas por Europa Press, después de que el pasado miércoles se suspendiera dicho Pleno durante 20 minutos por las protestas de un grupo de personas por los "problemas de seguridad y limpieza" en el distrito. Ayer se repitieron las protestas en el pregón de las fiestas de La Melonera, en Arganzuela.

"Yo no voy a dimitir porque no tengo ninguna razón para dimitir, porque -- esta idea-- viene propiciada por un clima político generado por PP y Ciudadanos", ha sostenido la concejala al ser cuestionada sobre si se plantea abandonar el cargo por las quejas vecinales que se están produciendo en los últimos días.

En este punto, Arce ha explicado que lo que ocurrió el pasado miércoles en el Pleno de Usera "no tiene que ver con protestas vecinales", sino que se encontraron "con una manifestación de extrema derecha" contra su persona y contra los asistentes.

Para la concejala, lo acontecido en la sesión plenaria del distrito fue una "instrumentalización de parte del grupo de ultraderecha". Además, ha aseverado que "asistieron otros vecinos que no se sintieron identificados ni con "discursos xenófobos ni con la actitud" de ese grupo de personas.

Ayer, durante el pregón de las Fiestas de 'La Melonera', vecinos de Arganzuela mostraron su descontento con la edil por la reversión de la medida que impide practicar el remo en la presa 9 del Manzanares.
Durante el pregón, según Arce lo que ocurrió es "una muestra más de violencia y de odio donde agredieron a una mujer".

"Nosotros somos comprensivos, escuchamos las quejas y las reclamaciones y siempre trabajamos con las asociaciones de vecinos, les atendemos y manifestamos sus quejas, pero hay que ver de dónde venimos y los contratos que había firmados del PP que han dejado una mala situación en cuanto a atender la limpieza", ha lamentado la concejala.