Tania Sánchez (IU): "Quienes no tienen historia no tienen errores pero uno se puede equivocar y puede resolverlo"

Actualizado 08/12/2014 15:19:56 CET

MADRID, 1 Nov. (EUROPA PRESS) -

La precandidata de IU a la Presidencia de la Comunidad de Madrid Tania Sánchez ha señalado, a propósito del escándalo de las tarjetas B de Caja Madrid, en el que está implicado el ex consejero de la entidad a propuesta de IU José Antonio Moral Santín, que "quienes no tienen historia no tienen errores pero uno se puede equivocar y puede tratar de resolverlo", como, a su juicio, ha hecho IU.

"Hace mucho tiempo que dijimos que había sido un error ese proceso", ha señalado Sánchez en una entrevista con Europa Press, en alusión a la participación de IU en Caja Madrid, al tiempo que ha recordado que en 2012, en una Asamblea Regional en la que participaban 800 delegados en representación de todas las asambleas, IUCM aprobó una resolución en la que se reprobó la gestión Moral Santín.

"Unos meses después, se le invitó a abandonar la organización y, tiempo después, esta organización se fue a los tribunales para ser parte de la querella contra Bankia exigiendo llegar hasta el final en la investigación judicial de lo que ha pasado en Caja Madrid, que es un escándalo y es una vergüenza", ha agregado Sánchez, quien ha insistido en que hace dos años que IU dijo que Moral Santín no le representaba y que estaba fuera de sus filas.

Por otro lado, ha lamentado que los medios de comunicación se "ceben" con este tema y se hable "mucho menos" de otros consejeros que tenían tarjetas B, como algunos del PP, al tiempo que ha sostenido que hay un discurso interesado de que todos los partidos son iguales, el cual "solo beneficia al poder financiero, no a las mayorías sociales".

A su juicio, "la corrupción no es ni una cuestión moral ni una cuestión generalizada, la corrupción es la herramienta de los poderes económicos para someter al poder político y si algo no ha hecho IU en las instituciones es estar sometida al poder económico" ni "dejar de denunciar los abusos de la banca" o "dejar de llevar a los tribunales los casos de corrupción".

"Por lo tanto, IU no es parte de una estructura institucional que se ha sometido a ese poder económico, porque nunca hemos dejado de pelear contra esa perversión de la democracia en la que las instituciones están al servicio de una minoría y no de la mayoría", ha apostillado.

Tras definir la "casta" como "el conjunto de élites políticas, económicas y empresariales que se ponen de acuerdo para gobernar al margen de los intereses del pueblo y para que la ciudadanía crea que los intereses de esa minoría son los intereses de esa ciudadanía", ha dicho que IU es "todo lo contrario". "Desde luego, si algo no ha hecho IU es ser cómplice de esa minoría que somete a las mayorías y a la democracia", ha aseverado, aunque ha admitido que ha fallado en "conectar con la ciudadanía".

Para leer más