Trabajadores de urgencias extrahospitalarias convocan la próxima semana otras tres nuevas jornadas de huelga

Varias personas se manifiestan durante la protesta de Médicos de Familia y Pediatras de la Comunidad de Madrid
Varias personas se manifiestan durante la protesta de Médicos de Familia y Pediatras de la Comunidad de Madrid - Carlos Luján - Europa Press
Publicado: jueves, 19 enero 2023 17:12

MADRID, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los trabajadores afectados por la reorganización de la urgencia extrahospitalaria en la Comunidad de Madrid han convocado la próxima semana otras tres jornadas de huelga para reclamar la reapertura de los 37 Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) y el funcionamiento de los 40 Servicios de Atención Rural (SAR) en las mismas condiciones y con la misma dotación de personal que tenían antes de la pandemia de Covid-19.

En concreto, los paros están convocados para los días 23, 24 y 25 de enero --desde las 15 horas del lunes hasta las 24 horas del miércoles-- por los sindicatos SUMMAT (Asamblea de Trabajadores del Summa 112), MATS (Movimiento Asambleario de trabajadores de la Sanidad) y CSIF, junto a la Asociación de Facultativos Especialistas (AFEM) y la Asociación Madrileña de Enfermería (AME), y con el apoyo de la Plataforma SAR (Servicio de Atención Rural) y la Plataforma de Centros de Salud de Madrid.

Estas jornadas de protesta, que se suman a las que han llevado a cabo en los últimos meses, coincidirán con la huelga de médicos y pediatras de Atención Primaria que arrancó el 21 de noviembre y se reactivó el pasado día 12 tras la suspensión temporal en el periodo navideño.

Estos sindicatos, plataformas y asociaciones, que ya han llevado varias jornadas de huelga en los meses de noviembre y diciembre, protestan así por el plan de la Consejería de urgencias extrahospitalarias y el cambio de condiciones de los trabajadores que antes desempeñaban sus labores en los SAR y SUAP.

En concreto, con el nuevo modelo serán 49 Puntos de Atención Continuada (PAC) con presencia de facultativo --39 de ellos antiguos SAR y otros diez donde antes había un SUAP-- y 29 dispositivos con cuidados continuados de Enfermería. De este modo, 27 de estos últimos centros de Servicios de Urgencia de Atención Primaria cerrados desde hace más de dos años perderían la atención médica.

En un comunicado, CSIF Sanidad Madrid ha recalcado que estos SAR y SUAP, "que funcionaban bien y de manera completa hasta el inicio de la pandemia", han dado paso a un modelo en el que "muchos de estos centros no están completos ya que faltan, sobre todo, médicos que puedan atender las urgencias".

Según datos recopiladores por la Plataforma SAR, formada por trabajadores de los centros de urgencias extrahospitalarias, de lunes a viernes, los servicios completos (médico, celador y enfermero) son 47, pero 19 de estos centros carecen de médicos. Estos centros sin médico, durante los fines de semana alcanzan la cifra de 29.

"Ante este panorama, los madrileños, en caso de emergencia sanitaria y teniendo la incógnita de si en el PAC al que acudan les podrán atender, optan por acercarse a las urgencias hospitalarias, con el consiguiente colapso de estos servicios", ha denunciado el sindicato.

CSIF ALERTA: AUMENTO DEL 20% EN URGENCIAS HOSPITALARIAS

Una situación que ha dado lugar, según CSIF, al aumento de la saturación de las urgencias hospitalarias en un 20%, "sin que haya apenas, por parte de la Administración regional, refuerzo de personal". Y frente a ello, ha censurado, la Comunidad de Madrid reactiva de forma "precipitada" el Hospital Enfermera Isabel Zendal, "que no cuenta con personal propio", para pacientes con infecciones respiratorias.

Una medida, además, que hace que haya que recurrir a trabajadores de otros centros del Servicio Madrileño de Salud (Sermas) "mejorando sus condiciones laborales para que se marchen al "hospital estrella" de Isabel Díaz Ayuso". "Esto demuestra que cuando se pretende fidelizar al trabajador, sí se puede", ha afeado.

Asimismo, la implantación de este nuevo modelo ha llevado a un "estado de incertidumbre" a los antiguos trabajadores de los SUAP y también de los SAR, que "han sido fragmentados, creando nuevos equipos con menos personal para los actuales PAC, aunque desde la Comunidad se empeñen en anunciar que todos estos centros están completos".

"Desde recibir información de sus nuevos destinos a través de una Resolución publicada el 28 de diciembre, Día de los Inocentes, sin apenas margen de maniobra, hasta no saber cuáles van a ser los criterios para saber la fecha de antigüedad en el puesto, o desconocer, a pesar de depender de Atención Primaria, quienes son los responsables directos, son algunas de las vicisitudes que se están encontrando los trabajadores con este Plan de Urgencias Extrahospitalarias", ha ejemplificado.

En este contexto, estos sindicatos, plataformas y asociaciones han denunciado el criterio a la hora de seleccionar a los profesionales que han sido incluidos en la reordenación. "La Comunidad habla de que han sido los trabajadores de los SUAP los afectados por esta reordenación, pero muchos de los trabajadores estaban en las Unidades de Asistencia Domiciliaria (UAD) del Summa 112 y no han entrado en esta reordenación", ha explicado.

Otro de los puntos que reclama CSIF Sanidad Madrid es el de la remuneración por horas en festividad y nocturnidad. Así, aunque la Comunidad defiende que será negociado en mesa sectorial, el sindicato apunta que los trabajadores "van a tomar posesión sin conocer sus condiciones laborales". "No podemos consentir que nuestros dirigentes autonómicos lleven el sistema de salud madrileño a un caos continuo y a una desatención casi crónica", recalca CSIF Sanidad Madrid.

VUELTA AL MODELO ANTERIOR

En este marco, estos sindicatos, plataformas y asociaciones llevan meses reclamando la vuelta al modelo de urgencia extrahospitalaria que existía antes de la pandemia, con 37 SUAPs y 40 SAR para la atención continuada y con dotación completa.

Además, entre otras cuestiones, reclaman una dotación económica suficiente a la Atención Primaria, que debe representar el 25% del presupuesto sanitario, mientras ahora no llega al 11% y que sitúa a la región a la cola de todas las Comunidades Autónomas, cuya media es casi el 15%, cuando es "la comunidad autónoma más rica".

También defienden un aumento de las plantillas en base a las necesidades reales y la cobertura inmediata de las vacantes estructurales y del 100% de las ausencias, así como poner fin a la precariedad laboral entre los profesionales sanitarios para acabar con el déficit estructural en Atención Primaria.

En la misma línea, abogan por poner en marcha otra serie de medidas como la resolución de las ofertas públicas de empleo de todas las categorías y su convocatoria cada 1-2 años y un Plan de Urgencias y Emergencias "realista y equitativo" para profesionales y población.

Contador

Más información