Actualizado 21/05/2008 20:24

Tribunales.- Abren juicio oral contra la Cope y sus principales locutores por atentar contra el honor del doctor Montes

MADRID, 21 May. (EUROPA PRESS) -

El juez de Instrucción número 47 de Madrid, José Sierra Fernández, ha abierto juicio oral contra la cadena Cope, propiedad de la Conferencia Episcopal, y sus principales locutores, entre ellos Federico Jiménez Losantos, por un presunto delito contra el honor del doctor Luis Montes, ex coordinador de Urgencias del Hospital Severo Ochoa de Leganés.

El proceso penal se inició a raíz de una querella interpuesta por Montes a consecuencia de los comentarios de los periodistas acerca del caso de las supuestas sedaciones irregulares practicadas en el centro sanitario. La Consejería de la Sanidad le relevó en marzo de 2005 de su puesto al conocer dos denuncias anónimas sobre una presunta mala praxis por sedación excesiva de enfermos terminales.

Ahora, el magistrado concluye la instrucción al dictar un auto de transformación de la causa en procedimiento abreviado. Esta decisión supone un paso previo a la apertura del juicio oral. La causa entra así en la fase en la que las partes personadas deben calificar en sus escritos de acusación, en el plazo de diez días, los hechos para su posterior enjuiciamiento.

El procedimiento judicial se dirige contra Losantos y los periodistas César Vidal y Cristina López Schlichting por atentar supuestamente contra el honor del ex jefe de las Urgencias del Severo Ochoa a través de diversas descalificaciones proferidas contra él y su equipo en diversos programas radiofónicos de abril y mayo de 2005.

En la fundamentación jurídica, el auto señala que "los hechos denunciados pudieran ser constitutivos de un presunto delito contra el honor imputado" a la Cope y a los citados locutores. En concreto, Losantos utilizó en varias intervenciones "expresiones insultantes y descalificaciones, realizando imputaciones a Montes respecto a los fallecimientos ocurridos en el servicio hospitalario del que era responsable".

De igual modo, según el auto, López Schlichting acusó al doctor de "numerosas muertes investigadas, calificándolas como asesinatos". César Vidal, por su parte, profirió también "expresiones insultantes" contra el médico.