Actualizado 02/04/2008 16:52 CET

El TSJM deniega la paralización de las obras de la M-501 al no concurrir razones de "especial urgencia"

MADRID, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha denegado a Ecologistas en Acción la paralización de las obras del desdoblamiento de la M-501, conocida como la carretera de los pantanos, al estimar que no concurren razones de "especial urgencia" para bloquear el proyecto impulsado por la Consejería de Transportes, informó hoy la Comunidad y Ecologistas en Acción.

Los ecologistas solicitaron a mediados de febrero al alto tribunal la inmediata interrupción de las obras que se están llevando a cabo en esta autovía tras conocer la sentencia del TSJM que declaró nulos los acuerdos que permitían la construcción del desdoblamiento sin la realización de un estudio medioambiental previo y sin haber consultado el proyecto a la Comisión Europea.

En el auto, fechado el 28 de marzo, los magistrados de lo Contencioso-Administrativo desestiman el recurso de Ecologistas, al entender que no se dan los requisitos para ordenar esta medida cautelar. La resolución se suma a otro auto que dictó el 22 de febrero la misma sala para rechazar una petición similar.

Los magistrados recalcan en el auto que "el fallo de la sentencia en los presentes autos no precisa aclaración" y añaden que "es evidente que hallándose en proceso de construcción (la M-501), no concurren las razones de especial urgencia que exige el precepto para adoptar la medida" cautelar de suspensión.

NULIDAD DE LOS ACUERDOS

El nuevo tira y afloja entre el Gobierno regional y Ecologistas en Acción se produjo a raíz de la sentencia que declaró nulos los acuerdos que dieron luz verde a las obras en la carretera de los pantanos. Los magistrados declararon "la nulidad de pleno derecho de dichas resoluciones" e instaron a la Comunidad a restituir la zona "a su estado anterior".

La decisión se produjo poco después de que el equipo de Esperanza Aguirre decidiera incluir una declaración de impacto ambiental en el concurso para completar los 32 kilómetros que restan para que la bifurcación M-501 llegue a Ávila. El cambio de actitud de la Comunidad, que se negó a realizar esta declaración inicialmente, supuso un primer paso para cumplir con los requerimientos de la Unión Europea.

Pese al anuncio, el representante de la Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea, José Manuel Servert, adelantó ayer que el organismo está estudiando reactivar su demanda contra la Comunidad de Madrid por el desdoblamiento de la autovía, al verificar que el Gobierno de Aguirre sigue adelante con el proyecto al margen del dictamen de la Justicia.

En la resolución, el tribunal explicó que "la ausencia de una consulta previa a la Comisión Europea conduce a la nulidad del acuerdo, al imposibilitar el control de la Comisión en éste ámbito material medioambiental".

Según el TSJM, esa consulta es necesaria "cuando se pretende una actuación que pueda afectar de forma apreciable a una zona de especial conservación que albergue una especie prioritaria", en referencia a la presencia en el lugar de especies de águila imperial y lince ibérico.