Van Grieken exhorta a la oposición a sentirse "orgulloso" de la universidad madrileña

Consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, Rafael Van Grieken
COMUNIDAD DE MADRID - Archivo
Actualizado 25/10/2018 11:45:08 CET

MADRID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Educación e Investigación, Rafael Van Grieken, ha exhortado a los grupos de la oposición en la Asamblea de Madrid --PSOE, Podemos y Ciudadanos-- a sentirse, como él, "orgullosos" de la universidad pública madrileña, "elemento singular del atractivo de la Comunidad, un patrimonio material e inmaterial del que disponen muy pocas regiones en el mundo".

Así lo ha hecho durante su comparecencia en el Pleno monográfico sobre universidades, que se celebra este jueves en la Cámara regional, a petición de Ciudadanos, tras las polémica de los másteres de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC).

Van Grieken ha comenzado defendiendo que el sistema universitario madrileño cumple las funciones de "docencia, investigación, transferencia y dinamización social". Así, en cuanto a la docencia, ha recordado que el número de alumnos madrileños asciende a 230.000 en Grado (180.455 en universidades públicas y 49.127 en privadas); 37.500 en Máster (24.222 en públicas y 13.292 en privadas) y 12.000 en Doctorado (10.871 en públicas y 969 en privadas).

El titular de Educación ha incidido en que entre los cursos 13-14 y el 17-18, los estudiantes de grado en Madrid crecieron un 12 por ciento en el sistema público (un 17 por ciento en las universidades privadas) y los de máster un 40 por ciento en las UUPP (50 por ciento en las Privadas). Además, ha sostenido que en la región hay alrededor de 23.500 personas trabajando como Personal Docente e Investigador y 10.500 empleados correspondientes al Personal de Administración y Servicios.

Mientras que, en relación a las titulaciones, ha sostenido se están impartiendo 1.591, de las cuales 537 corresponden a titulaciones de Grado, 831 a titulaciones de máster y 223 a titulaciones de doctorado. "Madrid es la comunidad autónoma con mayor oferta de grados, dobles grados, máster y doctorado de España", ha defendido.

En cuanto a la investigación y la actividad científica, el consejero regional ha asegurado que el Informe 2018 INE "sitúa a las universidades públicas madrileñas entre las mejores de España". "Madrid representa el 20 por ciento de la producción científica española (con 90.223 publicaciones), tan solo por detrás de Cataluña y seguida por comunidades autónomas como Andalucía y Valencia", ha subrayado.

SE DEFENDIERON MÁS DE 20.000 TESIS EN 2016

Por otra parte, el número de tesis defendidas en las universidades españolas ha pasado de 7.100 tesis en 2007 a 20.000 tesis en el año 2016, un incremento del 180 por ciento, según el consejero autonómico. En este sentido, Van Grieken ha desgranado que la Universidad Complutense es la que tiene el mayor número de tesis defendidas de España, con un total de 9.200.

En cuanto al talento, Van Grieken ha sostenido que la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) consiguió el mayor número de contratos Ramón y Cajal con un total de 119 (9,7 por ciento), seguida de las Universidades de Barcelona (UB) y Complutense de Madrid (UCM) con 88 y 78 contratos, respectivamente.

En lo referido a la transferencia de tecnología a la sociedad, ha señalado que "las universidades públicas madrileñas cuentan con un importante volumen de Personal Docente e Investigador (PDI) destinado a actividades de transferencia, que presenta una actividad intensa en la solicitud de patentes".

En cuanto a la universidad como dinamizadora social, Van Grieken ha defendido que "la inversión de la Comunidad en las universidades públicas supone un 58 por ciento de sus ingresos y el 0,43 por ciento del PIB regional" así como que "los empleos totales generales de la Comunidad supusieron el 2,12 por ciento del empleo a tiempo completo en la región".

Por la parte de la gestión de la calidad del sistema, ha indicado, en lo relacionado con la Fundación Madri+d, que esta "se enmarca en un sistema de calidad universitaria descentralizado, similar al que hay implantado en otros países europeos".

En este sentido, ha manifestado que desde el inicio de sus actividades la Fundación ha verificado 631 títulos, ha realizado el seguimiento de otros 895 y ha renovado la acreditación de 891. Y para ello, "ha sido imprescindible la intervención de más de 400 expertos evaluadores independientes de reconocido prestigio en estos procesos. Además, ha recordado que las universidad por su autonomía tienen establecidos controles internos de evaluación y de inspección que permiten asegurar la calidad de la enseñanza".

Por otra parte, Van Grieken ha asegurado que aparte de los controles de acreditación y evaluación, en "lo económico no son menores". Según el titular de Educación, además de los controles internos de la propia universidad, el trabajo de la intervención y las auditorías externas que se realizan, hay que añadir que las universidades públicas y todos sus organismos, entes y sociedades dependientes "están sometidas a la fiscalización de la Cámara de Cuentas de Madrid" así como al control de la Asamblea.

ALTERNATIVAS A LA LEMES

Tras la descripción de la situación de las universidades, Van Grieken ha recordado que la región "carece hoy en día de una ley autonómica, que, con carácter general, ordene las numerosas competencias que corresponden a la Comunidad en materia de enseñanza superior".

En este punto ha rememorado que en esta Legislatura el Gobierno regional llevó a la Cámara un Proyecto de Ley sobre la cuestión, que "finalmente no prosperó". Por ello, ha continuado Van Grieken, el presidente de la Comunidad, Ángel Garrido, tomó la decisión de avanzar en "propuestas alternativas".

Así, ha desgranado que entre ellas se encuentran poner en marcha un plan de financiación que permita una planificación rigurosa, con el objetivo de "conseguir un incremento general entre el 18 por ciento y el 20 por ciento en la financiación hasta 2023 sobre la financiación de este año 2018". "Con cada universidad se establecerá un contrato programa que garantizará una adecuada programación financiera, incluyendo una parte variable en función de objetivos consensuados entre cada universidad y la administración", ha trasladado.

Asimismo, impulsarán un programa de calidad para el profesorado permanente universitario, que permita a las universidades atraer y retener talento. Este programa se desarrollará, de forma normativa, a través de un decreto Echegaray. Además, se avanzará hacia un convenio plurianual con las universidades públicas.

Pero, ha hecho hincapié en que es necesario que el Gobierno de España "se ponga a trabajar en una nueva ley de universidades a nivel nacional". "Una ley que realmente aborde los desafíos a los que se enfrentan hoy las universidades públicas y privadas y que hagan de España, el mejor sistema universitario de Europa", ha lanzado.