Vecinos rechazan una reunión con el Patio Maravillas porque dicen que sus responsables incumplen el 'Pacto de Convivencia'

Actualizado 08/09/2009 18:06:11 CET

MADRID, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los Vecinos Afectados por el Patio Maravillas aseguraron hoy que rechazan una reunión con este colectivo de 'okupas', que tendría que celebrarse mañana, porque en estos momentos están incumpliendo el 'Pacto de Convivencia' que ofrecieron sus representantes y que los vecinos aceptaron para hacer posible que unos y otros pudieran continuar con sus hábitos.

Así, consideran que los problemas de ruido (dentro y fuera del edificio) y suciedad que el Patio Maravillas genera "no requieren conversación ni negociación alguna, puesto que son eliminables en el momento que sus responsables y visitantes sigan las normas básicas de civismo y educación que en cualquier sociedad deben existir".

Los vecinos señalaron en un comunicado que desde el primer día de la "okupación" se han mantenido conversaciones con quienes decían representar al Patio Maravillas y asociaciones u organismos que los apoyan para tratar el problema de los ruidos y suciedad que, a su juicio, provocan.

Estas conversaciones, explicaron, se han mantenido en reuniones en el edificio, encuentros informales en la calle, correos electrónicos, y medios públicos como el periódico digital 'somosmalasaña.com', y, sin embargo, "el resultado de las mismas ha sido nulo".

"El Patio Maravillas no sólo no ha mostrado voluntad de resolver los problemas que provoca, sino que en ocasiones recurre a la provocación intensificándolos", añadieron, al tiempo que denunciaron actos como el del pasado viernes 4, que, según los vecinos, consistió en la celebración de un botellón.

Según los afectados, estos actos son para que "los asistentes profieran gritos, increpen, insulten y acusen a los vecinos de cometer un delito sin pruebas (quemar su cabina)". A su juicio, son denunciables y punibles, "además de demostrar la falta de voluntad por parte del Patio Maravillas de resolver los problemas que provoca".

No obstante, los Vecinos Afectados por el Patio Maravillas están abiertos a cualquier tipo de diálogo "y relación constructiva" aunque consideran que no es necesario conversar sobre asuntos como las normas básicas de convivencia entre vecinos, el civismo y la educación. "Sobre todo cuando lo llevamos haciendo desde hace más de dos años y los problemas se han incrementado", apuntaron.

"Una vez que el Patio Maravillas reconozca públicamente el incumplimiento del 'Pacto de Convivencia' que propuso, y demuestre con hechos su voluntad de convivir respetando a sus vecinos, durante un periodo suficiente para ser evaluado, estaremos en disposición de conversar sobre todos aquellos matices o detalles que sean necesarios", añadieron.

Además, indicaron que, dados los antecedentes, "en los que ningún tipo de conversación ha dado resultado y el Patio Maravillas se ha escudado en el anonimato de sus representantes, sólo aceptarán conversaciones y diálogo si el Patio Maravillas nombra un representante "perfectamente identificado y todas las conversaciones quedan registradas públicamente".

En este sentido, apuntaron que si por las cuestiones de "alegalidad" o "ilegalidad" del Patio Maravillas o por si a sus representantes no les fuese posible, existen medios públicos en Internet donde los acuerdos quedarán registrados asegurando el anonimato como ya ocurrió en el periódico digital del barrio de Malasaña.