Vox aclara que en la Comunidad de Madrid su prioridad es hacer valer su programa electoral

Actualizado 25/06/2019 15:24:21 CET
El portavoz de Vox en el Congreso de los Diputados, Iván Espinosa de los Monteros, ofrece una rueda de prensa tras presentar una interpelación en el Registro del Congreso de los Diputados referente a las declaraciones del Presidente del Gobierno de Franci
El portavoz de Vox en el Congreso de los Diputados, Iván Espinosa de los Monteros, ofrece una rueda de prensa tras presentar una interpelación en el Registro del Congreso de los Diputados referente a las declaraciones del Presidente del Gobierno de FranciJesús Hellín - Europa Press

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El portavoz parlamentario de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, ha aclarado este martes que en la Comunidad de Madrid, donde el PP necesita sus apoyos con los de Ciudadanos para poder gobernar, la prioridad es hacer valer su programa electoral.

Así lo ha dicho en una rueda de prensa en el Congreso de los Diputados, donde ha adelantado la decisión de la dirección del partido de Santiago Abascal de formalizar su ruptura con el PP y Ciudadanos en los ayuntamientos, como el de la capital, renunciando a cargos en gobiernos locales y pasándose a la oposición.

En cuanto a las negociaciones autonómicas, especialmente en la Comunidad de Madrid y Murcia, cuyos gobiernos regionales dependen de sus votos, ha explicado todo estará condicionado al resultado de las conversaciones, pero Vox ya adelanta que su prioridad será hacer valer su programa electoral.

En general, se ha remitido a las negociaciones en cada una de las regiones. En Murcia, Espinosa se muestra "más pesimista" por las exigencias de Ciudadanos y en Madrid "es muy difícil pronosticar qué va a pasar", pero en todo caso su partido ya avisa de que primará la asunción del contenido de su programa electoral.

Esta mañana, fuentes del partido señalaban a Europa Press que se rompían las negociaciones con el PP en la Comunidad --estaban suspendidas desde hace una semana-- a la vista de que el PP estaba incumpliendo el acuerdo alcanzado con Vox en el Ayuntamiento de Madrid para hacer alcalde a José Luis Martínez Almeida.

Tras diez días desde la investidura, según han señalado, no había constancia de que pudieran ocupar concejalías de área, tal y como se recogía en el pacto alcanzado de madrugada el pasado 15 de junio entre los dos partidos.

Sin embargo, su portavoz y presidenta de la formación de Santiago Abascal en Madrid, Rocío Monasterio, ha salido al paso señalando que "no se pueden romper unas negociaciones que todavía no han comenzado", unas palabras respondidas por el presidente en funciones de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán, quien ha ironizado con que no recuerda que las reuniones que han mantenido hasta el momento se hayan hecho "en torno a una taza de té y a unas pastitas".

"Estuvimos hablando de compromisos electorales, de lo que verdaderamente importa a los madrileños", ha lanzado, al tiempo en el que ha indicado que ahora parece que es Vox "quien tiene la autoría de determinar qué es una reunión, qué es un encuentro casual, qué es un encuentro informal sin luz y sin taquígrafos en un hotel y qué es una reunión propiamente dicha donde se lleva a cabo una negociación".

En este punto, ha recomendado, en "tono jocoso", a determinados líderes regionales que se tomen "un trankimazin". "Algo de tranquilidad, algo de sosiego, algo de mesura y sobre todo voluntad sincera para que se llegue a un acuerdo de gobierno. Si no determinadas formaciones políticas van a tener que dar muchas explicaciones a su electorado", ha apostillado.

En las últimas semanas se han producido, al menos, dos reuniones formales entre PP y Vox, donde ya se empezó a hablar del programa, según fuentes próximas a la negociación. Dicho texto contemplaba cien medidas y era un documento al margen del que se firmó para llegar a un acuerdo en la Mesa de la Asamblea el pasado 11 de junio. Estas citas se rompieron de forma unilateral hace una semana, cuando Monasterio decidió levantarse de la mesa por la situación en el Consistorio.

MONASTERIO ACLARARÁ MAÑANA LOS PASOS A SEGUIR

Tras esta decisión, Monasterio tiene previsto dar aclaraciones sobre la postura de su partido en Madrid este miércoles aunque, según las mismas fuentes del partido consultadas por Europa Press, lo que tiene claro es que no se va a sentar a negociar con el Partido Popular porque no son "socios de fiar".

Sobre el acuerdo que se alcanzó para la Mesa, y donde, según Vox, se pactó que estos pudieran tener representación en entidades y organismos de la Comunidad de Madrid en proporción a los escaños obtenidos en la Asamblea de Madrid (12), lo consideran como un asunto independiente a las negociaciones sobre la investidura de Isabel Díaz Ayuso como presidenta de la Comunidad.

Visto lo sucedido en el Ayuntamiento de Madrid, aseguran que no se van a sentar con Vox y la forma en la que se articule su posición a partir de ahora la desvelarán mañana. Tampoco han aclarado si, como en el caso de los ayuntamientos, renuncian a concejalías para pasar a la oposición, por lo que queda en el aire si Monasterio seguirá exigiendo consejerías --aunque insistan en que no se van a sentar--.

Contador

Para leer más