Actualizado 29/10/2008 9:15:03 +00:00 CET

El 77% de los conductores conduce bajo estados de estrés, según un estudio de Audi

EP

MADRID, (EUROPA PRESS)

El 77% de los conductores españoles conduce bajo estados de estrés, según un estudio realizado por la iniciativa social de la marca automovilística alemana Audi, Attitudes, sobre la salud vial y su influencia en la conducción, con motivo de la organización de la séptima edición de las Jornadas de Reflexión sobre temas de seguridad vial.

Desde la firma automovilística señalaron que las enfermedades mentales y las lesiones por accidente de tráfico representarán dos de los principales problemas de salud hasta 2025. Así, la firma puso de relieve la influencia en la sociedad de la depresión, que en España puede afectar a seis millones de personas.

Attitudes resaltó que la relación entre enfermedades mentales y accidentes de tráfico "no es una casualidad", puesto que muchas enfermedades producen una importante alteración de las capacidades cognitivas, motoras o conductuales. Igualmente, destacó que los conductores con ansiedad, estrés o depresión son los que asumen más riesgos en la conducción.

De esta forma, el estudio realizado por la firma de los cuatro aros refleja que el 11% de los conductores españoles conduce bajo estados de ansiedad, mientras que el 22% sufre estados de depresión. En este sentido, pone de manifiesto que los conductores españoles "desconocen las consecuencias" de la conducción bajo los efectos de estas enfermedades, así como de los fármacos empleados para su tratamiento.

Este documento apunta que el 15% de los conductores españoles se encuentra bajo tratamiento farmacológico para combatir problemas psicológicos y que el 44% de ellos se ha sentido alguna vez indispuesto para conducir, y de éstos, el 37% "ha seguido conduciendo".

Además, el 46% de los conductores encuestados reconoce que su conducción se vio perjudicada en estas situaciones. De hecho, reconocen que dejan de conducir antes por molestias físicas que psicológicas.

Otro de los datos de este documento indica es que el 22% de los españoles conduce mientras se encuentra de baja laboral, mientras que el 84% de los conductores españoles se muestra a favor de la retirada temporal del carnet de conducir si es por prescripción médica.