El Banco de España asegura que el efecto del WLTP sobre el sector ha sido "transitorio"

Recurso de atasco
REPARATUCOCHE.COM
Publicado 13/12/2018 13:21:16CET

MADRID, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Banco de España ha realizado un informe sobre el impacto de la entrada en vigor, el pasado 1 de septiembre, del nuevo protocolo de homologación de vehículos y ha concluido que este ha tenido un efecto "transitorio" sobre el sector del automóvil, tanto en términos de confianza, como de demanda, de oferta y en el entorno industrial.

El documento apunta que la nueva norma WLTP supuso que las mediciones sobre los consumos y las emisiones de los automóviles sean más elevadas que las obtenidas en el sistema anterior (NEDC), aunque recordó que el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo aprobó, a finales de agosto, un régimen transitorio para reducir el impacto sobre el conjunto del sector.

Así, resalta que el principal efecto de esta medida se concentró en la necesidad de los fabricantes de modificar su producción, de modo que los nuevos vehículos se ajusten a la nueva norma, al tiempo que indicó que en verano los concesionarios intentaron deshacerse del stock de modelos que no superarían la nueva homologación, aplicando "importantes descuentos".

Por otro lado, el Banco de España destaca que la composición industrial del automóvil en el territorio nacional refleja que el sector está más orientado hacia el producto final, lo que supondría que el impacto negativo de los cambios regulatorios sobre la producción se materializaría en algún retraso en comparación con el resto de países considerados.

Igualmente, recuerda que las cifras de matriculaciones de vehículos se vieron afectadas "de forma significativa", con "crecimientos muy elevados" en los meses anteriores al 1 de septiembre, principalmente vinculados a una política de automatriculaciones.

Respecto a la oferta, el informe señala que las cifras de producción de automóviles también se vieron distorsionadas en torno a las fechas de entrada en vigor del WLTP, en buena medida porque la necesidad de homologar los vehículos con la nueva normativa podría haber provocado retrasos en las cadenas de suministro de las diferentes plantas.

EFECTO TRANSITORIO.

A pesar de los impactos registrados, el Banco de España apunta que el deterioro en los meses anteriores a la entrada en vigor del WLTP se está revirtiendo en los meses posteriores, "reflejando un efecto que parece haber sido de carácter transitorio".

Respecto a los indicadores de confianza del sector del automóvil, los deterioros en mayo y sobre todo en julio y agosto parece haber revertido, mientras que la acumulación de existencias de vehículos en verano, que podría reflejar problemas inciales de demanda, se redujo en los meses posteriores.

Asimismo, el documento subraya que la cartera de pedidos de vehículos se mantiene en niveles elevados, aunque también considera que es un fenómeno transitorio y resalta que el deterioro mostrado por las expectativas de producción desde verano "también se ha revertido en el mes de noviembre", lo que, en su opinión, "apunta a una posible normalización de la actividad en las cadenas de producción de cara a los próximos meses".