BMW aumentará un 30% sus compras a proveedores españoles en 2014

Actualizado 09/07/2015 2:57:59 CET
Norbert Reithofer (BMW)
BMW GROUP

MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente del consorcio automovilístico alemán BMW, Norbert Reithofer, ha asegurado que su compañía cerró el pasado ejercicio con un volumen de compras a proveedores con base en España de cerca de 320 millones de euros y afirmó que su previsión es cerrar 2014 con una cifra de 420 millones de euros, lo que supondrá una subida del 30% respecto al año anterior.

Reithofer hizo estas declaraciones tras recibir el Premio Protagonista del Motor-Galería de 'El Mundo', en un acto en el que participaron, entre otras personalidades, el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, y la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina.

El directivo agradeció el premio y aseguró que su compañía "tiene y mantendrá" estrechos lazos con España, al tiempo que resaltó la recuperación que está experimentando la economía española, con nuevas oportunidades de negocio, aunque destacó que todavía "queda mucho por hacer".

Además, destacó la necesidad de que las autoridades, las empresas y la sociedad trabajen de forma conjunta para impulsar la creación de puestos de trabajo, para aumentar las oportunidades y para generar nuevas posibilidades de negocio tanto en Europa como en el resto del mundo.

"UNIÓN DE FUERZAS".

En este sentido, aseguró que únicamente existe un camino en Europa para mantener sus ventajas competitivas y éste es la unión de fuerzas y la colaboración. "No hay una alternativa al proyecto europeo común y a la cooperación económica europea con el euro como nuestra moneda", puntualizó.

Así, explicó que Europa es el principal mercado para BMW, donde fabrica el 70% de todos sus vehículos, en un total de 16 centros productivos en cuatro países. Sin embargo, subrayó que, para mantener la competitividad, la región debe seguir siendo un mercado abierto, ante lo que mostró su apoyo al tratado de libre comercio con Estados Unidos.

Por otro lado, puso de manifiesto la necesidad de afrontar en Europa el tema de la movilidad del futuro, ante lo que aseguró que los políticos, las firmas energéticas y la industria del automóvil tienen que trabajar "hacia un objetivo común".

En esta línea, recordó que la corporación alemana ha invertido "miles de millones de euros" en mejorar la eficiencia de sus vehículos y resaltó que en la UE las exigencias en materia de reducción de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) son más estrictas que en otros mercados, lo que supone un mayor reto para los fabricantes locales.

Para leer más