La continuidad del Plan PIVE en 2016 generará una demanda de 125.000 vehículos, según Ganvam

Publicado 26/11/2015 11:37:35CET

MADRID, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

La extensión de la actual edición del Plan PIVE durante 2016 generará una demanda de 125.000 unidades y permitirá que las ventas de turismos y todoterrenos se incrementen un 9% el año próximo, según anunció el presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam), Juan Antonio Sánchez Torres.

En el marco del Foro de Automoción de Ganvam, celebrado en Madrid, Sánchez Torres apuntó que la decisión del Gobierno de ampliar hasta mediados del año próximo la vigencia del Plan PIVE, que inicialmente finalizaba el próximo 31 de diciembre, servirá para utilizar los 100 millones de euros sobrantes del presupuesto de 275 millones previsto para este ejercicio.

Durante su intervención, apuntó que estos 100 millones de euros en ayudas a la compra a cambio de achatarrar un coche antiguo permitirán que el mercado automovilístico nacional cierre 2016 con unas entregas de alrededor de 1,12 millones de unidades, lo que supone acercarse al volumen natural de España que se establece en 1,2 millones de matriculaciones anuales.

Sánchez Torres subrayó que las diferentes ediciones del Plan PIVE han contribuido a la recuperación del sector del automóvil, a lo que también se suma la mejora económica que repercute de forma positiva en la demanda de automóviles. Además, resaltó su papel como dinamizador del mercado, "al menos hasta que fluya el crédito".

RENTABILIDAD DEL 1,4%.

Por otro lado, el presidente de Ganvam aseguró que las redes de distribución de vehículos cerraron los seis primeros meses de 2015 con una rentabilidad sobre facturación del 1,4%, lo que supone un aumento de siete décimas en comparación con los datos del mismo período de 2014.

En este sentido, añadió que el impulso a la demanda de las diferentes ediciones del PIVE permitirá estabilizar la antigüedad del parque en 10,2 años, lo que tendrá un efecto positivo sobre los talleres, ya que los coches jóvenes son los que más se reparan por la garantía del fabricante.

Finalmente, Sánchez Torres defendió que el PIVE se articule con continuidad, puesto que no representa un gasto para las arcas públicas, sino una inversión, puesto que por cada euro recupera dos a través de los impuestos.