Actualizado 14/05/2008 20:16 CET

Las marcas de automóviles, denunciadas por promocionar como ecológicos coches con altas emisiones




   MADRID, (OTR/PRESS)

   El "incumplimiento sistemático" de la normativa que obliga a los fabricantes de automóviles a informar claramente en la publicidad de sus modelos del consumo de combustible y de las emisiones de CO2 ha motivado la presentación de una denuncia administrativa por parte de Ecologistas en Acción y la Unión de Consumidores de España (UCE). Incluso se publicitan coches con el marchamo de 'ecológicos' o 'verdes' pero que luego cuentan con altos niveles de emisiones.  

   Según informaron hoy estas organizaciones en rueda de prensa, la denuncia administrativa ha sido interpuesta ante organismos del Gobierno central y autonómicos, e incluye a las firmas de automóviles Hyundai, Nissan, Seat, Volkswagen, Peugeot, Honda, Citroën, Opel, Dacia, Honda y Mercedes-Benz, por anuncios en los que, según estas asociaciones, se incumple con dicho Real Decreto. Además, estas entidades han presentado la primera demanda judicial contra Peugeot por la publicidad correspondiente a los modelos Peugeot 407 Hdi y Peugeot 407 SW Hdi.

   El Real Decreto 837/2002 establece que los "impresos de promoción" (concepto que según el propio Real Decreto abarca, "como mínimo* los folletos, los anuncios en periódicos, las revistas, la prensa especializada y los carteles") deberán incluir los datos sobre consumo de combustible y emisiones de CO2 de forma "al menos tan visible como la información principal que se recoge en los impresos de promoción" y "fácilmente comprensible, incluso tras una lectura superficial".

   PUBLICIDAD ILÍCITA

   Según Ecologistas y UCE, esta obligación es incumplida sistemáticamente por la totalidad de los anuncios de vehículos que incluyen la información relativa a emisiones de CO2 a un tamaño de letra minúsculo, difícilmente legible. "La información no es tan visible como debería", según explicó Juan Moreno, de UCE.

   Incluso existen anuncios que no incluyen esta información y, lo que es peor, las marcas emplean palabras como ecológico o verde en sus mensajes principales para publicitar vehículos con altos niveles de emisiones, así como frases relativas a las emisiones sin ningún tipo de criterio, con el único objetivo de crear una falsa percepción e inducir al error a los consumidores.

   En este sentido, tanto Ecologistas en Acción como la UCE consideran que nos encontramos ante un claro caso de publicidad ilícita, de ahí que ambas organizaciones hayan tomado esta iniciativa conjunta. No sólo se está incumpliendo la legislación vigente, sino que esta publicidad supone una clara manipulación y banalización de los valores medioambientales.