Publicado 11/05/2016 18:15CET

Moody's calcula que Volkswagen elevará a 21.200 millones el coste del caso del software

Motor TDI de Volkswagen
VOLKSWAGEN

MADRID, 11 May. (EUROPA PRESS) -

El consorcio automovilístico alemán Volkswagen asumirá 5.000 millones adicionales de costes legales en relación con el caso del software que alteraba las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) de algunos modelos diésel, por lo que el impacto total derivado de este problema podría elevarse a 21.200 millones de euros, según un informe de Moody's.

En el documento, la agencia de calificación indica que la compañía asumirá 5.000 millones de euros adicionales derivados de costes legales, que se sumarán a los 16.200 millones de euros provisionados recientemente, después de que inicialmente hubiera reservado 6.700 millones de euros.

La previsión de la empresa es que el coste total para la compañía del problema del software se situará en 19.200 millones de euros entre 2015 y 2017, al incluir 2.000 millones de euros destinados a medidas para compensar los efectos derivados de esta crisis.

No obstante, en el peor de los escenarios, la multinacional que preside Matthias Müller tendría que asumir un impacto máximo de 31.000 millones de euros en dicho período, mientras que la previsión más positiva sitúa esta cifra en 9.500 millones de euros.

Desde Moody's afirmaron que los datos de ventas registrados por la compañía, mejores de lo esperado, han permitido reducir el impacto del caso del software sobre el perfil de crédito de la firma y sobre el conjunto de su negocio.

En esta línea, la vicepresidenta y analista de Auto de la agencia, Yasmina Serghini, resaltó que la "sorprendente resistencia" del conjunto del negocio del consorcio Volkswagen desde que saltara el problema del diésel se explica por la fortaleza de la demanda de sus vehículos, especialmente en Europa Occidental, lo que ha permitido contener el impacto de dicha crisis.

Así, la compañía apuntó que la evolución positiva de ventas ha permitido al grupo mantener el balance, a pesar de tener que haber incrementado sus provisiones por el caso del software. No obstante, señaló que en el futuro próximo la corporación presentará los resultados del primer trimestre del año y también se conocerán los detalles sobre el acuerdo alcanzado en Estados Unidos y las posibles multas a las que tendrá que hacer frente la empresa.

Al mismo tiempo, Moody's apuntó que la compañía se puede enfrentar a elementos que pueden perjudicar su evolución en el corto plazo como la pérdida de cuota de mercado, así como la caída de los valores residuales y de precio en sus principales mercados o la bajada de la rentabilidad de la marca Volkswagen, entre otros.

Para leer más