Actualizado 09/03/2009 12:20 CET

El Salón del Automóvil contará con la cifra récord de 53 marcas gracias a los patrocinadores

BARCELONA, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Salón del Automóvil de Barcelona cuenta con la solicitud de 53 marcas para la próxima edición del mes de mayo, una cifra récord en comparación con las 44 que estuvieron presentes en la pasada edición de 2007, según confirmó el presidente del salón, Enrique Lacalle, que aseguró que los patrocinadores han sido "clave" para conseguirlo.

El anuncio llega después de que el jueves las marcas de la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) anunciaran que, finalmente, también acudirán al Salón. Para Lacalle, el cambio de opinión responde a que las condiciones son este año "atípicas y extraordinarias" y a que en un momento de caída de ventas "no se puede despreciar el millón de visitantes" que acude de media a esta feria .

El responsable del certamen declinó concretar el número de patrocinadores del evento y el fondo y recursos que aportarán porque confió en que la cifra crezca las próximas semanas, aunque sí aseveró que "ni las marcas vienen gratis ni hay subvenciones públicas".

Destacó las importantes rebajas fiscales de las que se beneficiarán los patrocinadores del evento, que podrán desgravar el 90% de su aportación al Salón en la cuota del Impuesto de Sociedades siempre que se comprometan a colocar el logo del salón en su publicidad durante dos años (2009 y 2010), tal y como prevé la Ley de Mecenazgo.

Según Lacalle, a estas "excelentes noticias" para el sector, también contribuyó la enmienda que el pasado mes de diciembre aprobó el Congreso de los Diputados, en la que declaró el Salón del Automóvil --que celebra este año su 90ª aniversario-- como un acontecimiento de especial interés público, equiparable a una Expo o a unos Juegos Olímpicos.

El responsable del evento subrayó que estas aportaciones revertirán "en beneficio de las marcas" para que puedan afrontar los costes que supone su asistencia. El reparto del fondo de los patrocinadores se hará de forma equitativa en función de los metros cuadrados que se asignen a cada participante.

"Todo el mundo recibirá la misma cantidad por metro cuadrado", aseveró el director comercial de Fira de Barcelona, Ricard Zapatero, que explicó que el precio por metro cuadrado de esta edición está en los 65,5 euros frente a los 63 euros de la pasada edición.

La organización tiene ahora por delante la tarea de ir cerrando no sólo los patrocinios, sino de empezar a asignar los espacios a cada marca. En total, serán unos 45.000 metros cuadrados los que ocuparán los 'stands' interiores que se adjudicarán dependiendo de la antigüedad de la marca en el salón y la concentración que se haga por grupos automovilísticos.

La superficie total que ocupará el evento serán 250.000 metros cuadrados, teniendo en cuenta las pistas de pruebas y exhibición, así como otros espacios exteriores.

Para Lacalle la feria será "un revulsivo" para el sector y confió en que esté "lleno hasta la bandera" no sólo de participantes sino también de público, puesto que pronosticó que se mantenga el millón de visitantes.

También anunció precios "ultrapopulares" para atraerlos en momentos de crisis. El impacto económico para la economía de Barcelona tampoco es nada despreciable, puesto que asciende a los 80 millones de euros, informó.

(EUROPA PRESS ECONOMIA)