Teresa Ribera apoya reducir un 35% para 2030 las emisiones contaminantes de coches y furgonetas

Rueda de prensa tras el Consejo de Ministros
Marta Fernández Jara - Europa Press
Publicado 09/10/2018 11:29:06CET

BRUSELAS, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha mostrado este martes su apoyo a la propuesta de establecer un objetivo de reducción de emisiones de coches y furgonetas para 2030 del 35%, una meta que ha planteado el Gobierno de Austria, que este semestre ostenta la presidencia de turno de la UE.

"Creo que la propuesta de compromiso (de Austria) es una buena propuesta ha reclamado antes de participar en la reunión de ministros de Medio Ambiente de la UE en Luxemburgo en la que los Veintiocho buscan fijar su posición negociadora sobre este asunto para poder comenzar las negociaciones con la Eurocámara.

"Nuestra posición hoy es una posición clara con respecto a la necesidad de incrementar el nivel de ambición en reducción de emisiones de gases de efecto invernadero en este sector, pero clara también con respecto a la necesidad de salir con un objetivo que sea consensuado por todos", ha explicado

La titular de Transición Ecológica ha señalado que la posición de España en el debate será "progresista y ambiciosa" y tendrá la intención de "forzar al máximo un punto de encuentro". Así, ha asegurado que el Gobierno tiene una postura "intermedia" entre Francia, que lidera a los países más ambiciosos, y Alemania, que encabeza el grupo de aquellos que abogan por un menor recorte.

Precisamente, Ribera ha manifestado que "lo más llamativo" de la reunión de este martes es que dos países productores como Francia y Alemania, "tradicionalmente aliados del proceso de modernización de la industria" automovilística partan "de posiciones tan diferentes".

"Este es un tema especialmente importante para un país como España, cuya industria del automóvil representa casi el 12%, pero cuyas casas matrices están en Francia y Alemania", ha añadido.

En este sentido, ha apuntado que "España no puede vivir al margen de este proceso de cambio tan profundo" y de las demandas de los ciudadanos sobre la calidad del aire y la salud pública, al tiempo que ha señalado que es necesario un esfuerzo de "corresponsabilidad" por parte de las instituciones públicas y de la industria.

Contador