Actualizado 03/05/2007 20:58 CET

Economía/Motor.- Delphi cree "sin fundamento" las acusaciones del Gobierno andaluz y defiende que su actuación es legal

MADRID, 3 May. (EUROPA PRESS) -

Delphi Automotive Systems España (DASE), la empresa que gestiona la planta de Puerto Real (Cádiz), considera que las acusaciones del Gobierno andaluz sobre un cierre "premeditado y planificado" de la fábrica gaditana "no tienen fundamento", y defiende que su actuación es legal.

"Estamos sorprendidos de que autoridades públicas elegidas democráticamente continúen realizando ataques públicos sin fundamento contra una empresa que lleva 25 años creando riqueza en la Bahía de Cádiz, y creemos que estos ataques dañan aún más las condiciones para los negocios en la Bahía, así como futuras inversiones", indicó a Europa Press un portavoz de Delphi.

La compañía sale al paso de esta forma de las declaraciones del consejero de Innovación, Ciencia y Empresa de la Junta de Andalucía, Francisco Vallejo, quien aseguró que el cierre de Delphi en Puerto Real fue "premeditado y planificado", y acusó a la empresa de "falta de voluntad" para buscar alternativas.

El citado portavoz declaró la legalidad de la actuación de Delphi, al tiempo que anunció que la empresa defenderá "con fuerza" su posición en el Juzgado de lo Mercantil, "única autoridad con verdadera jurisdicción".

"Apoyaremos a los administradores concursales con toda la información que precisen sobre DASE, del negocio de automoción u otra información técnica que necesiten para tomar las determinaciones oportunas, e impulsaremos la información relativa a los problemas de liquidez de la empresa en Puerto Real", concluyó.